Categorizados | Destacados, Voleibol

VÓLEY TEXTIL SANTANDERINA 3 – UBE L’ILLA GRAU 2

Publicado el 16 de diciembre de 2017

El equipo cántabro remonta el 1-2 adverso y una desventaja de tres puntos en el tie break, para llevarse un intenso partido.

D26A7565

VÓLEY TEXTIL SANTANDERINA: José Osado, Fran Calzón, Juan Escalona, Jossimar Soares “Siba”, Valter da Cruz Neto, Frank Amorim y Chimo Bárcena (líbero) -equipo inicial-, Sergio Ramírez, Ángel Rodríguez y Alfonso Agüera.

UBE L’ILLA GRAU: Óscar Prades, Abel Bernal, Daniel Herrera, Daniel Mata, Jefferson Rivera, Iván Fernández e Iñaki Bescós (líbero) -equipo inicial-, Tomás Agost, Sergi Reñé y Alejandro Blasco.

Árbitros: Carlos Alberto Robles García y Héctor González, de Castilla y León.

Pabellón: Matilde de la Torre de Cabezón de la Sal, con más de 700 espectadores.

18-25 | 25-22 | 17-25 | 25-22 | 15-13

 

D26A7810

Oscar Arcones | No defraudó el último partido del año en el Matilde de la Torre y el Vóley Textil Santanderina venció por un ajustado 3-2 ante el UBE L’Illa Grau, remontando el 1-2 adverso y una desventaja de tres puntos en el tie break, dentro de un partido vibrante en el que ambos conjuntos ofrecieron un entretenido espectáculo.

El comienzo de los visitantes fue arrollador, con superioridad al servicio y principalmente al bloqueo, dominando de principio a fin en el marcador y consiguiendo muy pronto irse en el marcador. El 6-9 supuso el primer tiempo muerto de José Ignacio Marcos, en busca de una reacción que no llegó y pronto la renta del UBE L’Illa Grau, rival directo en busca de la permanencia, se disparó hasta un 8-16 que hizo saltar las alarmas. Movió el banquillo el entrenador local y la entrada de Sergio Ramírez y Ángel Rodríguez sirvió para que el juego del Vóley Textil comenzara a ser el habitual en los encuentros en casa. El 12-21, un punto larguísimo con alternancia de defensas acertadas y ataques fallidos, fue para el Vóley Textil Santanderina y así llegó una tímida reacción local, aunque el destino del set fue visitante, pero el 18-25 que reflejó al final se convertía en un principio para que los cabezonenses cimentaran su reacción.

D26A7826

Esta llegó en el segundo parcial, aunque UBE L’Illa Grau no lo puso nada fácil. Ángel Rodríguez con un punto de saque puso el 4-2 y el 6-3 obligó a Enric Bescós a pedir un tiempo para aclarar las ideas de sus hombres. Esa reacción castellonense no tardó en llegar, cuando el turno de saque de Abel Bernal se atragantó a la recepción local y del 9-8 se llegó al 9-11 y al tiempo técnico en el ecuador se marchó mandando el equipo castellonense por 10-12. De nuevo Ángel al saque generó buenas opciones locales y dos buenas acciones consecutivas de Siba, una al bloqueo y otra en remate, pusieron el 14-13 en el luminoso. Hubo intercambio de golpes y llegó un nuevo momento clave con un parcial de cuatro puntos consecutivos del Vóley Textil Santanderina, con Frank Amorim al servicio y buenas acciones de Fran Calzón, Ángel Rodríguez y otro eterno punto en el que Chimo emergió para poner el 22-19 que permitía acariciar la igualada. Dos acciones seguidas dejaron en un único punto la desventaja visitante, pero aquí salió a relucir la mejor versión del Vóley Textil Santanderina para poner el 25-22 y equilibrar el marcador.

D26A7853

El toma y daca constante en que se convirtió el encuentro deparó de nuevo grandes momentos de juego por parte del UBE L’Illa Grau, con efectividad por parte de Iván Fernández, Óscar Prades y Jefferson Rivera, que hacían sufrir al Vóley Textil. Del 4-9 se llegó al 9-10, con dos buenas acciones de Fran Calzón al bloqueo frente a Abel Bernal, pero el equipo cántabro no consiguió equilibrar el marcador y de nuevo pagó caros sus errores en las acciones de ataque. La solidez al saque de los levantinos nubló todas las opciones de juego ofensivo del Vóley Textil Santanderina, produciéndose un apagón en ataque que definió el set y lo llevó a un 17-25 que obligaba a los de casa a sacar toda su artillería para una remontada que no se veía del todo clara.

Sin embargo el Vóley Textil creyó y rápidamente consiguió irse en el marcador, con Sergio Ramírez aprovechando una gran mejoría del equipo en la recepción para encontrarse con Ángel Rodríguez, Frank y Siba y que los puntos empezaran a caer del lado local. Se consiguió un 9-6 que despertó el optimismo en el Matilde de la Torre, pero el saque de Dani Herrera hizo que del 10-7 se pasara al 10-11. Alternancia en las ventajas hasta el empate a 19, cuando Ángel Rodríguez volvió a puntuar y con dos saques tácticos de Siba generaron tantas dudas en la recepción de UBE L’Illa Grau que se convirtieron en dos saques directos, estableciendo un 23-19 que se convirtió en la antesala del esperado tie break al cerrarse el choque en 25-22.

D26A7914

El desempate era esperado, porque la historia en 2014 y 2015, las dos visitas del UBE L’Illa Grau a Cantabria en Superliga, había deparado un 3-2 favorable a los de casa, aunque el desenlace del choque estaba aún por escribirse. Golpeó el Vóley Textil Santanderina con Fran, Valter y un saque directo de Ángel Rodríguez, pero de ese 3-1 se pasó rápidamente al empate a 4-4 y a buenas acciones consecutivas en el bloqueo del experimentado Abel Bernal para poner el 4-7 que obligó a José Ignacio Marcos a agotar su tiempo muerto. Tras un preocupante 7-10 redujo la ventaja el cuadro local a un solo punto, consiguiendo mantener el pulso con acciones de Frank Amorim, Siba o una gran finta de Sergio Ramírez que levantó al público de su asiento para situar el 11-12. No tenía margen de error el Vóley Textil para llevarse el partido tras el 11-13 logrado por Iván Fernández y tras recuperar el saque entró en acción Juan Escalona, para desde el servicio generar incertidumbre en la recepción local. Los últimos puntos del partido y del año en el Matilde de la Torre fueron locales, teniendo Sergio Ramírez reservado el honor de lograr el definitivo 15-13 en una acción en la red en la que todo Cabezón de la Sal empujó en busca de un triunfo agónico y repleto de ilusión.

Dos puntos es el botín para el Vóley Textil Santanderina ante un rival directo que vendió muy cara su piel, el UBE L’Illa Grau que continúa siendo la víctima más propicia del Vóley Textil Santanderina en la élite, porque no hubo quinto malo y el encuentro número cinco en Superliga contra el cuadro castellonense volvió a convertirse en una victoria para los de Cabezón de la Sal. El equipo textil cierra la primera vuelta en la novena posición, con dos puntos de ventaja sobre el descenso y con el primer encuentro de 2018 en el horizonte, de nuevo en el fortín del Matilde de la Torre el día 6 de enero, una festividad de Reyes que el Vóley Textil Santanderina querrá festejar ante el Vecindario ACE Gran Canaria, rival directo al que iguala a once puntos en la tabla y al que esperan superar, pero ya después de una Navidad feliz para el referente del voleibol en Cantabria.

¡Comparte esta noticia!

Contestar

*




 
  • Encuesta


    • Sorry, there are no polls available at the moment.