Categorizados | Destacados, Voleibol

VÓLEY TEXTIL SANTANDERINA 0 – UNICAJA ALMERÍA 3

Publicado el 22 de diciembre de 2018

El líder deja sin Copa al combativo equipo cántabro.

 

VÓLEY TEXTIL SANTANDERINA: Dani Ruiz, Danilo Gomes, Ángel Rodríguez, Jossimar Soares, Carlos Mosquera, Sergio Ramírez y José Osado (líbero) – equipo inicial – Frank de Amorim, Dani Herrera y Ramón Pujol.

UNICAJA ALMERÍA: Borja Ruiz, Víctor Viciana, Jorge Almansa, Dani Macarro, Ronald Fayola, Javier Monfort y Alejandro Fernández (líbero) – equipo inicial – Fran Ruiz, José María Castellano, Rubén Lorente, Fran Iribarne y Antonio Casimiro (líbero).

 

Árbitros: Diego Rodríguez del Pozo y Pedro Pidal Otero.

Pabellón: Matilde de la Torre de Cabezón de la Sal, con unos 850 espectadores.

 

21-25 | 20-25 | 18-25

 

Óscar Arcones | El sueño copero del Vóley Textil Santanderina se esfumó tras su derrota 0-3 frente al líder Unicaja Almería, que evidenció su solidez y excelente potencial en su visita a Cabezón de la Sal, donde se encontró un rival que luchó sin descanso para hacer que su afición se marchara tan orgullosa como en cada partido en el Matilde de la Torre.

La ilusión de todo el Vóley Textil Santanderina, reflejada en la perfecta unión entre aficionados y plantilla se evidenció en el transcurso de todo el partido, con un inicio de encuentro esperanzador para los intereses cántabros, aunque el Unicaja Almería mantenía el marcador a raya sin que ninguno de los dos equipos consiguiera distanciarse.

Los empates se sucedían y la ventajas nunca eran superiores a un punto, lo que sin duda hizo crecer el entusiasmo de los de Cabezón de la Sal, que con un saque directo de Ángel Rodríguez conseguían el 13-11 en el marcador. Pero Unicaja Almería no estaba dispuesto a ver cómo se truncaba su enorme racha de triunfos y rápidamente consiguió tomar la delantera, situando el 13-14 que obligó a José Ignacio Marcos a pedir el primero de sus tiempos muertos. Ya con ventaja en el luminoso, el conjunto ahorrador se mostró más firme, principalmente al saque, lo que propició mayores dificultades en la elaboración para los locales.

La ventaja del Unicaja Almería ya se amplió a los cuatro puntos gracias a un saque directo de Víctor Viciana para situar el 16-20 que obligó al técnico textil a buscar revulsivos en el banquillo. La entrada de Dani Herrera y Frank de Amorim se tradujo en un punto (19-22) y rápidamente en dos puntos más para que Unicaja Almería acariciara el primer set. Lo intentó el Vóley Textil, aprovechando dos fallos visitantes para situarse de nuevo a tres puntos, pero el primer clasificado evidenció su calidad para anotarse con un 21-25 ese primer parcial.

En el segundo, el Vóley Textil supo que tenía que sacar de nuevo a relucir su potencial para poder inquietar a Unicaja. En ese repertorio de los de Cabezón de la Sal se encuentra impregnado el ADN de este equipo, capaz de pelear de modo incansable cada bola y eso es lo que genera la mejor conexión con una grada que nunca deja de creer en los suyos. El 6-5 fue un punto largo que se anotó el Vóley Textil, lo que unido a un saque directo del colocador Sergio Ramírez propició el 7-5. Pero Víctor Viciana supo conectar con sus atacantes y destapó el tarro de las esencias para que el empate regresara raudo, hasta que el propio colocador se convirtió en decisivo al saque, poniendo el 9-12 con que ambos equipos pasaron por banquillos.

Resurgió el Vóley Textil Santanderina para restablecer la igualada, con José Osado mostrándose resolutivo en la recepción, situando el empate a 18 que volvió a ilusionar a la parroquia local. Pero Unicaja Almería no estaba dispuesto a verse sorprendido y el saque de su capitán Almansa se convirtió en su principal aliado, consiguiendo ampliar la ventaja hasta el 18-22 que propició dos tiempos muertos casi consecutivos del técnico local. El Textil cometió algunos errores que Almería supo aprovechar para llevarse también ese segundo set con el 20-25 en el marcador.

En el inicio del tercer set fue cuando el Vóley Textil Santanderina pareció acusar el golpe de verse dos sets por debajo en el marcador ante el todopoderoso líder, que realizó algunos cambios en su equipo a medida que avanzaba el mismo. Del 6-12 al ecuador el Vóley Textil consiguió dejar la desventaja en solo dos puntos (12-14), gracias a un saque directo de Ángel Rodríguez, pero ese acercamiento de los locales fue efímero. El turno de saque de otro de los puntales almerienses, Fran Ruiz, resultó clave, consiguiendo un saque directo y, sobre todo, estirar el marcador al 14-21, lo que enterró las aspiraciones cabezonenses para cerrarse el set y el partido con un marcador de 18-25.

La derrota dejó al Vóley Textil Santanderina sin el billete para la Copa del Rey, objetivo por el que han peleado semana a semana en la primera vuelta más ilusionante de su historia en la máxima categoría, además de romper su excelente racha de triunfos como local. Pero en ocasiones los resultados no reflejan lo vivido en la cancha, igual que no lo hacen los fríos números de las estadísticas, porque el orgullo y la ilusión que experimentaron los cada vez más numerosos seguidores del Vóley Textil Santanderina una vez más con un equipo modesto que nunca se rinde no tiene cabida siquiera en las palabras que tratan de contar lo sucedido en el partido.

Seguiremos intentando contar aquello que sucede en esta pista, pero lo mejor es verlo, vivirlo y sentirlo, en una segunda vuelta en la que la ilusión ha de tener continuidad porque la historia mantiene un lugar reservado para el Vóley Textil Santanderina.

Fotos: Pedro Bolado.

Contestar