REAL UNIÓN 1 – GIMNÁSTICA 1

Publicado el 26 de agosto de 2018

El equipo blanquiazul suma un punto de oro en Irún en su regreso a 2ªB.

 

REAL UNIÓN: Irazusta, Estrada, Urkizu, Etxabeguren (Ekhi Senar, 81), Esnaola, Ceberio, Alain Eizmendi (Eneko Eizmendi, 67), Etxaburu (Yoel Sola, 74), Orbegozo, Beitia y Capelete.

 

GIMNÁSTICA: Álex Ruiz, Fer, Bardanca, Camus, Luis Alberto, Cusi, Vitienes (Víctor, 79), Palazuelos, Nacho Rodríguez (Primo, 64), Fermín y Docal (Rozas, 64).

 

Partido correspondiente a la primera jornada del campeonato de Liga 2018/19 en el Grupo II de 2ª División B, disputado en el Stadium Gal de Irún.

Dirigió el encuentro el colegiado navarro David Recio Moreno. Mostró tarjetas amarillas a Docal y Nacho Rodríguez, por parte visitante.

 

GOLES:

0-1, min.10: Esnaola, en propia puerta.

1-1, min.47: Orbegozo

 

 

Por Mariano Tejera | La Gimnástica sacó un punto del Stadium Gal de Irún en su regreso a la 2ª División B. Pablo Lago presentó un once inicial en el que tan solo Docal, Cusi y Bardanca eran novedades respecto al año anterior, y con un dibujo muy defensivo, con cinco defensas y únicamente un delantero. Con esta apuesta el equipo cántabro consiguió marcar en los primeros compases del partido y mantener su portería a cero hasta el descuento del primer tiempo, no con poco sufrimiento, ya que el Real Unión fue dueño total del balón hasta entonces.

En el minuto 7 de partido, un córner no demasiado bien ejecutado por Camus llegaba a los pies de Nacho Rodríguez que, revolviéndose en el área pequeña, provocaba el autogol de Esnaola. Para entonces Beitia ya había avisado de las intenciones locales con un par de incursiones por la banda derecha.

Tras el gol inicial, el partido no cambió en nada. Los irundarras seguían buscando la misma banda, por donde encontraban huecos entre las dos líneas defensivas de los visitantes. Capelete se echaba el equipo a la espalda y encaraba una y otra vez a Docal, que sufría con sus envites. Un disparo suyo desde la esquina del área estuvo a punto de convertirse en el empate, pero el balón se estrelló en la cruceta. Más tarde era Orbegozo el que lo intentaba con dos remates. El primero a bocajarro lo desbarataba Alex Ruiz, mientras que el segundo, con la cabeza y en posición franca, salía desviado. Seis minutos más tarde, el cancerbero volvía a erigirse protagonista sacando la mano a disparo de Beitia desde la frontal.

El descanso estaba próximo y todo indicaba que el monólogo local iba a ser del todo infructuoso. Sin embargo, en la última jugada del primer tiempo, una falta de comunicación entre Luis Alberto y Alex Ruiz fue aprovechada por Orbegozo para establecer el empate.

Se temía en el centenar de aficionados blanquiazules desplazados a Irún que el conjunto cántabro acusara el mazazo en la segunda mitad, pero el partido cambió por completo. El Unión se quedaba sin ideas y su fútbol se volvía más horizontal, mientras que la Gimnástica encontraba momentos en que podía mover el balón con comodidad e incluso se atrevía a acercarse a la portería de Irazusta. Primero un servicio de Fer era rematado por Palazuelos con inocencia. Después, en una mala cesión de la defensa local a su portero, que a punto estuvo de aprovechar Cusi.

Si bien es cierto que el Real Unión volvió a hacerse con el balón, la Gimnástica no pasó demasiados apuros. Tan solo una acción de Alain Eizmendi, mediada la segunda parte, pudo provocar algo de inquietud cuando su centro se paseó por delante de la portería sin encontrar rematador. Y ya, en los minutos finales, cuando en dos jugadas calcadas pero con diferentes protagonistas, Ceberio y Capelete enviaban sendos centros chut desde la derecha. En ambos Alex Ruiz respondió con solvencia y selló de esta manera el primer punto de los torrelaveguenses en esta temporada.

Fotos: RS Gimnástica.

 

Pablo Lago:

 

“Para este perfil de partido hemos decidido meter a dos carrileros para que tapasen las bandas del Real Unión”

“Nos ha faltado paciendia en la transición defensa – ataque”

“Nos han entrado mucho por su banda derecha. En la segunda parte hemos mejorado”

“Hay que felicitar a los jugadores. Se han vaciado en el esfuerzo”.

 

Contestar