Categorizados | 2ª División B, Destacados, Fútbol

Tags |

RACING 4 – CD VITORIA 0

Publicado el 10 de febrero de 2019

Hat-trick de Barral y debut de Mario Ortiz en la victoria ante el conjunto alavés.

 

RACING: Iván Crespo, Nico Hidalgo, Redru, Óscar Gil, Julen, Sergio Ruiz (Mario Ortiz, 52), Cayarga, Quique Rivero, Barral (Jon Ander, 65), Cejudo y Noguera (Rafa de Vicente, 69).

 

CD VITORIA: Jon Mikel, Brani, Roger (Txaber, 46), Kaiser, Álex Malón, Atienza, Jaime Dios, Miguel Marí (Luis Lara, 67), Xesc Regís, Sergio Ríos (Ángel López, 46) y Kike Pina.

 

Partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada del campeonato de Liga 2018/19 en el Grupo II de 2ª División B, disputado en El Sardinero ante 7.787 espectadores. Se tributó un homenaje a la atleta Melanie Peñalver -Campeona del Mundo de Carrera en Raquetas de Nieve- y al púgil Sergio García -Campeón de Europa del peso superwelter-.

Dirigió el encuentro el árbitro asturiano Carlos Fernández Buergo. Mostró tarjetas amarillas a Sergio Ruiz, Cejudo, Óscar Gil y Mario Ortiz, por parte local, y a Roger, por parte visitante.

 

GOLES:

1-0, min.10: Barral

2-0, min.40: Barral

3-0, min.43: Sergio Ruiz

4-0, min.61: Barral

 

¡Que el ritmo no pare! Esa frase, extraída de la canción de Patricia Mantelora que sirvió como sintonía a la Vuelta Ciclista a España hace casi dos décadas, puede resumir la temporada 2018/19 del Racing. Y es que los verdiblancos, tras el triunfo logrado sobre el CD Vitoria en Los Campos de Sport, acumulan cinco consecutivos y mantienen el pleno de puntos en esta segunda vuelta liguera. La escuadra cántabra, gracias al triplete de Barral y la diana de Sergio Ruiz, presenta los mejores números de toda la 2ªB y en el Grupo II aventaja en nueve puntos al segundo clasificado, el CD Mirandés.

La principal novedad del once verdiblanco fue la presencia de David Barral, que en su estreno como titular ante su parroquia marcó tres tantos y fue despedido con una sonora ovación y bufandas al aire. El delantero andaluz, al ser sustituido por Jon Ander en el minuto 64, agradeció el apoyo aplaudiendo a la grada, que disfrutó enormemente con la pegada de su equipo pues además de los cuatro goles los 7.877 espectadores presenciaron cómo tres balones se estrellaron en el poste de la portería vasca. La primera diana de Barral llegó de falta, en el minuto siete, tras una internada de Berto Cayarga que después de driblar a tres rivales fue derribado 10 metros por detrás de la frontal. Cejudo tiró de pizarra y cedió, de tacón, la pelota para que el laureado ariete de Primera conectase un potente chut que significó su primer gol con su nueva camiseta. El partido, muy pronto, se puso de cara para los racinguistas.

El CD Vitoria no se amilanó y trató de reaccionar aunque sin éxito pues el disparo de Sergio Ríos en el 10 salió fuera y el cabezazo de Marí fue desviado a córner por Iván Crespo, que volvió a dejar su puerta a cero. El guardameta de Viveda, poco después, repelió un libre directo de Xesc desde la frontal pero, a partir de la media hora, el juego y los tantos fueron verdiblancos. Barral, en el 33′, no llegó a un balón largo de Cejudo pero pasado el 40′ metió en la meta contraria, en boca de gol, una certera asistencia desde la izquierda de Cayarga, uno de los jugadores más activos y destacados del equipo de Ania. El Racing no se conformó con el 2-0 y antes del descanso amplió diferencia con el CD Vitoria gracias a la diana de Sergio Ruiz, que recibió un magistral pase de tiralíneas de Noguera a la espalda de la zaga para luego regatear a Jonmi y marcar. Era el tercer tanto verdiblanco de la tarde y el quinto de su cuenta particular en el presente campeonato liguero.

El segundo acto se inició con dos acciones en la portería vasca con idénticos protagonistas: Alberto Noguera y David Barral. El madrileño asistió al andaluz, que en el 59′ tras darse la vuelta dentro del área conectó un potentísimo disparo contra la cruceta -fue un claro aviso-, y solo uno más tarde firmó el 4-0, aparte de su triplete, con un lanzamiento raso y ajustado junto al poste izquierdo de la portería rival. El público, otra tarde más, disfrutaba con su equipo y Barral tomaba el relevo de Jon Ander, que había marcado ante el CD Calahorra esta campaña el último hat trick racinguista. Letales. Ademas, Mario Ortiz había suplido a Sergio Ruiz y se reestrenaba con la camiseta del primer equipo verdiblanco nueve años después de su debut en Primera ante el Real Valladolid, también en Los Campos de Sport.

A pesar del abultado resultado, ambos equipos siguieron atacando y después de una certera parada de Crespo a chut de Xesc y de que éste, muy escorado, enviara otro balón al lateral de la red, los verdiblancos pudieron haber cerrado el partido con dos nuevos tantos pero la madera se interpuso en su camino. Jon Ander y Cayarga se plantaron ante el portero rival pero la zaga despejó el pase del vitoriano hacia el asturiano y el portero del CD Vitoria, en última instancia, tocó la pelota; el rechace, de volea y medio tijera, fue estrellado por Cayarga contra el palo. Poco después, ya en el tiempo añadido, Jon Ander lanzó cruzado y el balón del meta contrario cayó en las botas de Cejudo, que tras superar a un rival en el interior del área se colocó la pelota para disparar con la derecha pero se topó, de nuevo, con la madera.

Crónica: Real Racing Club.

 

IVÁN ANIA:

 

“Creo que no hicimos una buena primera parte, pero nos fuimos al descanso con un resultado muy cómodo. Tuvimos más pegada que nunca. En la segunda estuvimos mejor, tuvimos mucho más el balón”

“Tenemos una plantilla muy buena que te da muchas posibilidades de alineaciones, planteamientos y cambios, a la que tenemos que sacar el máximo rendimiento posible para lograr el objetivo”

“Estamos en un momento en el que los resultados están siendo buenísimos, pero tenemos que seguir. El objetivo es muy ambicioso y para conseguirlo el equipo tiene que ser muy trabajador”

 

 

Las FOTOS de Pablo Lanza:

 

 

RESUMEN:

 

Contestar