Categorizados | 2ª División, Destacados, Fútbol

Tags |

RACING 1 – REAL OVIEDO 1

Publicado el 21 de diciembre de 2019

Otro empate, y van doce, jugando casi media hora en superioridad ante un rival directo.

 

RACING: Iván Crespo, Aitor Buñuel, Moi Delgado, Sergio Ruiz, Cejudo (Barral, 77), David Rodríguez (Jon Ander, 66), Enzo, Yoda (Nico Hidalgo, 62), Mario Ortiz, Figueras y Alexis.

REAL OVIEDO: Champagne, Arribas, Carlos Hernández, Sangali (Lolo, 67), Bárcenas (Mossa, 87), Nieto, Jimmy, Ortuño (Ibra, 74), Cristian, Borja y Tejera.

 

Partido correspondiente a la vigésima primera jornada del campeonato de Liga 2019/20 en 2ª División, disputado en el estadio de El Sardinero, ante 14.537 espectadores.

Dirigió el encuentro el árbitro gallego Alejandro Muñiz Ruiz. Mostró dos tarjetas amarillas a Moi Delgado (90′), por parte local, y amarillas a Arribas, Nieto, Cristian y Ortuño, Champagne, y roja directa a Tejera (65′), por parte visitante.

 

GOLES:

0-1, min.15: Nieto

1-1, min.39: Figueras

El Racing selló ante el Real Oviedo su duodécimo empate de la primera vuelta. Los verdiblancos, que vieron como los asturianos se pusieron por delante con un tanto de Nieto al cuarto de hora, igualaron antes del descanso con un gran cabezazo de Jordi Figueras a balón parado. Además, en la última media hora tuvieron ocasiones claras para haberse llevado la victoria ante un rival directo en la lucha por conseguir la permanencia en la categoría de plata. Con este resultado la escuadra cántabra se sitúa a cuatro puntos de los puestos que dan derecho a disputar la próxima edición de la categoría de plata, el objetivo marcado para este curso tras cuatro campañas consecutivas en 2ªB.

Cristóbal Parralo, contrariado por no haber ganado, dijo que “hay que tener fe y trabajar para revertir la situación actual. Nadie puede bajar los brazos y no voy a permitir que nadie lo haga. Ni el club ni nuestra afición, que no ha parado de animarnos, se merecen que nadie baje los brazos. Lo que necesitamos son puntos y para conseguirlos debemos mejorar muchos aspectos del juego”. El técnico racinguista explicó que, en el tramo final, “nos ha faltado gol. Metimos a dos delanteros, Jon Ander y Barral, para intentar tener más remate a los centros que generábamos desde ambas bandas”.

La presencia de Jordi Figueras y Mario Ortiz tras cumplir sanción y la vuelta de Karim Yoda a la banda derecha -jugó con una férula al padecer una fisura en el cúbito del antebrazo derecho- fueron las tres novedades de la alineación racinguista respecto a la presentada hace siete días en La Romareda. Los verdiblancos, con un público entregado -había 14.537 espectadores-, querían irse de vacaciones de Navidad con buen sabor de boca, pero en los primeros compases vieron como el Real Oviedo, apoyado por 1.200 seguidores, generó dos llegadas al arco de Luca por medio de Borja y Ortuño. Los cántabros, por su parte, respondieron con un balón largo a David Rodríguez, que se había desmarcado con habilidad, que Champagne atrapó para evitar su remate. Pero al cuarto de hora Nieto se internó por la banda derecha, entró en el área e hizo el 0-1 con un lanzamiento duro que se coló pegado al primer palo.

Después del tanto azul el Racing, con Enzo Lombardo presente en todos los acercamientos al área contraria, generó tres llegadas que terminaron con sendos lanzamientos del francés y otro de Álvaro Cejudo que el guardameta visitante despejó tirándose a su derecha. El gol merodeaba El Sardinero y llegó a balón parado. El mediapunta cordobés puso la pelota en juego desde la esquina y Jordi Figueras, con un poderoso salto y un orientado cabezazo, puso el 1-1 en los videomarcadores. Los aficionados, mucho de ellos equipados con los gorros de Papa Noel regalados por el club a la entrada al estadio, festejaron el tanto y a punto estuvieron de seguir con la celebración pero el chut de Enzo Lombardo en el 44′ no encontró su fin.

El segundo periodo fue de los verdiblancos, que no estuvieron acertados de cara a gol pues tuvieron tres aproximaciones antes de la expulsión de Tejera. Así, en el 54′ Moi colgó un buen balón que Alexis remató haciendo intervenir al portero asturiano, Cejudo chutó dos minutos más tarde después de una meritoria asociación entre Jordi Figueras y Enzo, en tanto que el galo, en el 61′, culminó con un tiro fuera desde la frontal una acción que pasó por sus botas al comienzo y al final y en la que también intervino con acierto Sergio Ruiz. El Racing merecía más y se le puso el partido de cara cuando Muñiz Ruiz, tras consultar el VAR, expulsó a Tejera por una dura entrada a Mario Ortiz. A partir de ahí, los hombres de Parralo tuvieron el control total del balón y el juego ofensivo.

El Sardinero espoleaba a los suyos y dos saques de esquina desde la derecha terminaron con sendos disparos de Mario Ortiz, desde la frontal, que salieron fuera por muy poco. Pero aún hubo más llegadas y oportunidades, como el disparo desde el interior del área de Nico Hidalgo tras toque de cabeza de Barral que se fue por encima del travesaño (84′) o la internada por la derecha de Aitor Buñuel que, desde la línea de fondo, metió un pase raso al que Sergio Ruiz, a la segunda, conectó un remate a la media vuelta que detuvo Champagne. La pelota no quería entrar.

Pero a pesar de la superioridad racinguista, el encuentro terminó en tablas y los verdiblancos tienen que realizar una positiva segunda vuelta para conseguir la permanencia. Tras el encuentro ante el Real Oviedo, los futbolistas y técnicos comenzarán unas pequeñas vacaciones de Navidad, pues volverán a entrenar en las Instalaciones Nando Yosu el domingo 29 de diciembre. Sus dos primeros compromisos oficiales de 2020 serán en las canchas del CD Mirandés (sábado 4, 20:00 horas) y el Deportivo (jueves 16, 19:00 horas).

Crónica: Real Racing Club.

Contestar