Categorizados | Firmas, Fútbol

Preparación Física, Lesiones, Racing…

Publicado el 29 de septiembre de 2011

Por Francisco Cagigas (*)

PacoLa preparación física “moderna” en el mundo del fútbol, tiende a trabajar casi todo con balón. Nadie sabe si es bueno, si es regular o si es malo, pues todos los preparadores físicos nos basamos más en experiencias personales, en lo vivido, en cómo nos fue cuando trabajamos de esa o de aquella forma, que fijándonos en datos científicos.

El trabajo físico en la pretemporada básicamente se centra en el trabajo de la resistencia. Para mí, la resistencia es el factor fundamental en la preparación físico de un equipo de fútbol. Y de igual forma, para mí, la resistencia se trabaja principalmente sin balón. Una cuestión es trotar a modo de calentamiento conduciendo un balón, y otra cosa es correr 30, 40 minutos o más, llevando el balón en las piernas. Y este es otro tema: pocos preparadores físicos utilizan más de 12-15 minutos de carrera continua en los entrenamientos de sus plantillas. Para mí, craso error. Pero ya hablaremos de eso otro día.

entrainement-foot__lpcpz8

Está comprobado y esto sí es científico, que un jugador de fútbol el mayor tiempo que está en contacto con un balón durante un partido es de 2-3 minutos. El resto del tiempo, hablamos de 90-92 minutos, está trotando, corriendo, esprintando, buscando desmarques, ocupando espacios libres, siguiendo a otro jugador… en resumen, sin balón. ¿Por qué basar todo en el trabajo con balón cuando se está más tiempo sin él que con él? En cualquier caso, respeto, aunque no comparta, aquello de “cada maestrillo…”.

La resistencia, la velocidad y la fuerza

Cuando he impartido cursos a futuros entrenadores, siempre les he dicho que hay tres cualidades físicas fundamentales en el fútbol moderno: la resistencia, la velocidad y la fuerza. Las tres forman un triángulo del que emanan prácticamente todas las demás cualidades físicas. Evidentemente, la flexibilidad, la habilidad, el equilibrio, la coordinación, etc., no dependen de éstas. Pero son éstas tres las más básicas para afrontar la preparación de cualquier deportista. Y de las tres, siempre me he quedado con la resistencia. No me vale un futbolista capaz de hacer los 100 m. en 9” si luego está muerto el resto del partido. No me sirve un futbolista capaz de saltar más alto que los demás, si sólo lo puede hacer dos o tres veces. Quiero un futbolista que sea capaz de hacer los 100 m. muchas veces, aunque no marque tiempos de record, y que sea capaz de ser fuerte muchas veces durante un partido. Y para eso tengo que trabajar la velocidad-resistencia, la fuerza-resistencia, y la resistencia en sus facetas aeróbica y anaeróbica. De ahí que para mí, la resistencia sea fundamental.

Las lesiones

Lesionados-vertical-407x500Cuando en un equipo de fútbol proliferan las lesiones, siempre se mira a la preparación física. Siempre hay que buscar un culpable, siempre se libera al futbolista de su posible responsabilidad, y siempre el preparador físico es el malo de la película. Ojo, no todos los preparadores físicos son buenos, y seguro que alguno no hace bien las cosas, pero de ahí a generalizar, es injusto. Muy poquitas veces se nombra a los mecánicos cuando un Fórmula 1 se sale de la pista o gripa el motor. Pues aquí es igual: no siempre el preparador físico es el culpable de todo lo que le ocurre a un futbolista.

Y todo esto, las cualidades físicas y las lesiones, viene a cuento de lo que está ocurriendo en los últimos tiempos en nuestro querido Racing de Santander. La enfermería está llena y se empieza a cuestionar la preparación física.

Ningún medio de comunicación que está cuestionando la preparación física del Racing ha ido analizando el tipo de lesión y el por qué de las mismas. Tampoco lo voy a hacer yo, pero repasando de memoria lo ocurrido, muchas lesiones son articulares (esguinces, distensiones ligamentosas,…), otras son debidas a golpes, y muy pocas musculares. Pero tampoco pensemos que las lesiones musculares son causadas por una mala preparación física; puede que sí, pero puede que también sean por una mala alimentación, por un mal calentamiento, por un mal estado del terreno… No os podéis imaginar lo que una simple caries puede afectar a un deportista.

Entrenar y jugar sin balón

Dicen las crónicas que ésta pretemporada se ha trabajado mucho sin balón, y que eso está afectando a la preparación del equipo. ¿Lo dicen en serio? Y acabo de oír ahora mismo a mi buen amigo Alberto Antolín decir que la calidad se obtiene con el balón en el pie ¿? ¿Realmente un jugador profesional que llega a primera división tiene que demostrar calidad? Si está ahí es por algo, no porque corra más o menos. Y la calidad se demuestra con gestos técnicos, muchas veces a balón parado. Resulta que todos hablamos de la importancia de “jugar sin balón”, pero sólo nos damos cuenta cuando ese jugador se ha desmarcado, ha dejado atrás a su marcador, ha ocupado un espacio libre y está en disposición de recibir un balón y marcar. Y nadie dice que todo eso lo ha hecho sin balón. Pero eso sí, que buena calidad tiene que ha metido un gol.

8143_1_orig.webmunibedia-500x363

Decía antes que comentan que se ha trabajado mucho sin balón. ¿Y si eso es lo que necesitaba el equipo? Jugadores como Colsa, Munitis, Kennedy, Serrano, Cisma, etc. ¿necesitan trabajar con balón? Evidentemente, para cuestiones técnico-tácticas, sí, claro. Pero ¿para ponerse en forma también? Por favor, seamos serios. Y jugadores como Álvaro, Osmar, Picón, Jairo, Luque, etc. ¿no creéis que estén ahí más por sus cualidades técnicas que físicas?

8184_2.webcuperpueblaNo conozco personalmente al Sr. Puebla, preparador físico del Racing. No le debo ningún favor, y no es tiempo de corporativismo. De igual forma que critiqué, y mucho, al sujeto que hacía de preparador físico con Gustavo Benítez, el resto de preparadores físicos que han pasado por el club, con mayor o menor éxito, con cronómetro naranja o colorado, y siempre basándonos en la clasificación, que es lo que cuenta, han realizado su trabajo de manera correcta. Ahora también se están haciendo bien las cosas. Y si no, analicemos los 5 partidos que lleva el Racing. En Valencia se perdió por inexperiencia y quizás por no hacer los cambios oportunos, aunque eso es siempre discutible. Con el Levante se estuvo a buen nivel físico. Del Vicente Calderón mejor no hablar. Simplemente el equipo no estuvo allí. Real Madrid y Sporting de Gijón, fueron planteamientos más bien defensivos, lo cual causa más desgaste físico. Y no nos olvidemos que las mejores ocasiones que tuvo el Racing en esos dos últimos partidos vinieron en los minutos finales y prácticamente al contraataque. Para hacer un contraataque en el minuto 90 de partido hay que estar bien físicamente. Y además… que llevamos cinco partidos, y cualquier aficionado sabe que este equipo va a sufrir mucho para conseguir puntos, y que al menos se está corriendo.

Roberto Carlos era veloz y Romario era rápido.

Cristiano y Messi son rápidos y veloces.

Para finalizar, aclarar una pequeña discusión que mantuve con el bueno de José Gómez, ex jugador de fútbol de muchos equipos de nuestra región, entre ellos Escobedo y Gimnástica, el pasado lunes en el programa “El otro partido” de Canal Cantabria TV. José decía que cuando un jugador está en forma, cuando alcanza su mejor nivel de preparación, es más rápido y más veloz. Yo dije que no, y no sé si le quedó claro a él y a la audiencia por qué negaba tal cuestión. Evidentemente, hablábamos de Christian Stuani, jugador del Racing, que está mostrando una lentitud pasmosa. Cuando un jugador, un deportista en general, está en forma, tiene añadido un componente básico para el triunfo: la confianza. El tema anímico en un deportista es casi más fundamental que el aspecto físico. Es mucho más importante el “sentirse bien” que el “estar bien”. Y cuando un deportista se siente bien, se atreve con todo, parece que incrementa su ritmo, que tiene alas, principalmente porque todo le sale bien. También convendría distinguir entre velocidad y rapidez. Las dos son cualidades neuro-musculares. Es decir, que no sólo dependen del músculo, teniendo en el cerebro un factor importante. La velocidad es la capacidad de recorrer un espacio en el menor tiempo posible, y la rapidez podría definirse como la cualidad que nos permite una intensidad y una aceleración en los movimientos, siendo a veces nulo el espacio a recorrer. Por poner un ejemplo, Roberto Carlos era veloz, y Romario era rápido. Es muy difícil encontrar jugadores de fútbol que posean las dos cualidades, pero haberlos, haylos. Cristiano y Messi son rápidos y veloces. Y pocos más.

Si no es veloz, no lo será nunca

El jugador de fútbol que no es veloz, jamás lo va a ser. Principalmente porque su entrenamiento no va destinado a que mejore la velocidad, sino a la mejora de la resistencia a la velocidad o a la velocidad-resistencia, es decir, que sea veloz muchas veces, no más veloz. Y cuando ese mismo jugador que no es veloz, desde la grada nos lo parece, o bien es porque se está enfrentando a un jugador menos veloz que él o bien es que ha hecho un gesto técnico con tal calidad, que eso nos ciega y no vemos el resto. Xavi Alonso jamás será veloz, ni rápido. No lo necesita. Es capaz de poner el balón donde quiere. Y cuando se enfrenta a un uno contra uno, recurre a la falta, porque no se va de nadie. Ese mismo papel, pero en el Barcelona, lo puede ocupar Xavi Hernández. Tampoco es veloz, pero en cambio si es rápido. Es capaz de acelerar los gestos técnicos y dejar atrás a cualquiera, incluso a otro más veloz que él.

carrera be

Carl Lewis, posiblemente uno de los mejores atletas de todos los tiempos, tardó 4 años en bajar de 9”92 a 9”86, y eso que se dedicaba exclusivamente a eso, a mejorar la velocidad. ¿Pensáis que un futbolista, que entrena mil facetas, va a mejorar la velocidad? Imposible. Y en jugadores en torno a 30 años, cada año que pasa las cualidades físicas descienden.

Y lo mismo ocurre con la rapidez. Mezcla rara de habilidad, coordinación, agilidad… O la tienes o no la tienes. El que es torpe, por muy bien que esté físicamente, seguirá siendo torpe. No pasa nada por ser jugador de fútbol de primera división y no ser rápido ni veloz.

Mis pruebas físicas a los futbolistas cántabros

balonesHace cinco años, pasé tres pruebas físicas a 30 equipos de fútbol de Cantabria. En total, 450 jugadores, entre los cuales había de todo. Las pruebas eran de velocidad, de agilidad y de coordinación. Menos la prueba de velocidad, las demás tenían dos intentos; bien porque el jugador consideraba que podía hacerlo mejor de lo que lo había hecho, o bien porque fuera intento nulo (haber derribado un poste, salirse del recorrido o causas variadas). Pues bien, 449 jugadores pasaron la prueba de coordinación al primer o segundo intento. El único que tuvo que hacer la prueba de coordinación hasta 6 veces, porque era incapaz de coordinar dos cosas diferentes, era el que todos consideraban el mejor jugador de fútbol de Cantabria, el mejor en las estrategias, el mejor dominando el balón. Y sin embargo…

Con esto quiero decir que no ser veloz o no ser rápido, factores en los que sin duda interviene la coordinación, no significa que no puedas ser un buen jugador de fútbol. Y con esto quiero decir además, que Stuani, por muy bien que se ponga físicamente, seguirá siendo poco rápido y poco veloz. Nos podrá parecer mejor o peor porque se fue de tal o cual jugador o porque hizo un quiebro al defensa central. Pero es lento, y desgraciadamente, lo seguirá siendo.

(*) Francisco Cagigas

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Máster en Preparación Física en Fútbol

1 Comentarios en esta noticia

  1. Albert Says:

    Hola, quería dar las gracias a Contrameta por acordarse de la preparación física y los preparadores físicos, grandes olvidados en nuestro fútbol cantabro.

    Francisco, afirmas “Para mí, la resistencia es el factor fundamental en la preparación físico de un equipo de fútbol” en el fútbol como en la vida no hay dogmas y por eso respeto tu opinión pero yo prefiero mil veces un equipo con velocidad y elevada RSA que un equipo diesel con mucha resistencia y sin buenos valores de velocidad.

    “¿Por qué basar todo en el trabajo con balón cuando se está más tiempo sin él que con él?”Hay mucha diferencia de entrenar con balón a entrenar fútbol. Imagínate la diferencia de entrenar “con balón” a entrenar “sin balón”. El fútbol es muy complejo y anatomizando sus partes muchas veces lo matas, fragmentándolo en compartimentos perdiendo la esencia del juego puede que no entrenes fútbol, lo cual no quiere decir que no este a favor de entrenar en determinados momentos de forma analítica.

    Comparto totalmente tu opinión sobre las lesiones, es lo más fácil, algo tan multifactorial que muchas veces no sabemos ni la causa.

    Para mi la calidad es saber resolver las situaciones del partido, es una unión entre la toma decisión y la capacidad técnica para resolver el problema que surge. Para que esto se produzca es verdad que son importantísimas las acciones sin balón para ganar a tu par etc pero esas jugadas siempre se producen PENSANDO en una situación de juego aunque le pongamos la etiqueta de físico-táctico…

    Compañero, generalizar es un error y en este articulo lo hace en varias ocasiones.

    ¿Qué Master?¿Qué pruebas de coordinación exactamente? Si el mejor jugador de Cantabria hacia horrible el test de coordinación ¿Por qué alejarnos tanto del juego que lo que más importa para realizar actividades que identificas innecesarias?

    Todo esto es debatible. Me alegro por tus ganas de compartir este articulo con nosotros.

    Un saludo

Contestar