Categorizados | Atletismo, Baloncesto

PAS PIÉLAGOS 103 – MEGACALZADO ARDOI 80

Publicado el 27 de enero de 2019

Gran partido del Piélagos para lograr su segunda victoria centenaria de forma consecutiva.

 

PAS PIÉLAGOS: Albert Real 20, Brais Gago 24, Arturo Robertson 0, Raúl Gómez 10, Alberto Arribas 13, Daniel Gómez 0, Pablo Fernández 11, Daniel G. Laya 9 y Pape Seck 16

MEGACALZADO ARDOI: Uriz 0, Rivero 7, Ainatu 9, Eguilaz 2, López 4, Matos 5, Narváez 18, Satviski 23, Urtasun 10 y Ochotorena 2.

Partido dirigido por los colegiados José Ignacio Martínez y Manuel Barbeira, que tuvieron una buena actuación.

 

21-24 | 38-20 | (59-44) | 17-18 | 27-18

 

En un partido que enfrentaba al segundo y al tercer clasificado, lleno de intensidad, que estuvo muy igualado en el primer cuarto, con un gran trabajo defensivo y un acierto anotador muy alto, el conjunto de Renedo de Piélagos consiguió la segunda victoria centenaria consecutiva, actuando como local y apoyado por su público, que llenó el polideportivo Fernando Expósito con unas 1.000 personas celebrando la victoria, por 23 puntos, en un partido en el que se celebraba la presentación de los equipos de base de la EM Piélagos. A pesar de la importancia y claridad de la victoria, el partido fue ganando en intensidad según se iba acercando el final, pues ambos equipos buscaron mantener el basket average a su favor, algo que tras perder por 26 en Pamplona, parecía algo imposible, estuvo a punto de suceder. Al final, un Pas-Piélagos con Brais y Albert llevando la batuta, consiguió la victoria ante un gran rival, el Megacalzado Ardoi, que en este partido no pudo parar el ritmo anotador que impuso el equipo local, que a partir del segundo cuarto estuvo siempre por delante en el marcador, finalizando el choque con un 103-80 entre la alegría de la afición y equipo local.

Salieron muy centrados en el partido los dos equipos, con mucho acierto en sus lanzamientos. Con un triple de Savitski comenzó dominando en el partido y en el marcador el equipo navarro. Buen balance entre el juego exterior y el juego interior en ambos equipos. A mitad del primer cuarto, con un triple de Brais empate a 13 en el marcador. Aunque el Pas Piélagos se ponía por delante 19/18, acababa este primer periodo con un triple de Rivero para poner a Ardoi por delante 21/24, en un periodo en el que los dos equipos se dedicaron especialmente a jugar al ataque, con lo que el juego resultó muy vistoso, pero al equipo local le lastraba el porcentaje en lanzamiento triple, con uno convertido de ocho intentados.

Pero en el segundo cuarto ya cambió la tendencia. El equipo local comenzó a mejorar su grado de intensidad defensiva y a dominar con claridad en el rebote, lo que le permitió correr y anotar contraataques y segundas oportunidades. A los dos triples de Narváez respondió con tres triples Brais, ante un equipo navarro en zona para intentar parar el acierto del equipo cántabro, ante la facilidad con la que era capaz de correr y anotar. El equipo local aumentaba su intensidad defensiva. Tras tiempo muerto de Ardoi, con canasta de Pape por encima de Savitski, el Pas Piélagos se ponía por encima de los diez puntos. Su entrenador José Ignacio Álvaro apostó por una rotación muy amplia con Pablo, Dani y Raúl aportando muchas cosas positivas. Tras un parcial de 38-20, llegaban al descanso con un 59/44 que permitía al Pas Piélagos ir a los vestuarios convencido de su actuación en esta primera parte.

El tercer cuarto continuó con la misma intensidad con la que comenzaron el partido los dos equipos. Con canastas de Laya y Alberto el Pas Piélagos llegaba a distanciarse de 20. Aparecía al rescate de su equipo Ignacio Urtasun y con ocho puntos consecutivos metía de nuevo a su equipo en el partido. Parecía que el Piélagos atravesaba una pequeña crisis, que obligó a su entrenador a solicitar tiempo muerto. Acababa el cuarto con un parcial de 17/18, entrando al último con 14 puntos de ventaja.

Entró al último cuarto enchufadísimo el equipo cántabro, seleccionando mucho mejor su ataque, mejorando su porcentaje de tiro y subiendo un grado su intensidad defensiva, y poco a poco se distanciaba en el marcador. Anotan Pape y Pablo y obligaban al entrenador de Ardoi a solicitar un tiempo muerto con apenas un minuto disputado. Jugaba con comodidad y con claridad de ideas el equipo local, pero a mitad de cuarto, con un parcial de 0/7, el Ardoi ponía el marcador a solo once puntos, 80/69. En este momento los dos equipos fueron de forma decidida a por la victoria, pero un triple de Brais y otro de Pablo, más uno más de Alberto desde la esquina y una jugada de dos más uno de Albert, rompían el marcador definitivamente. Volvían los 20 puntos de diferencia y hasta el final del partido se mantuvo vivo el interés del mismo, no solo por la victoria en juego, sino por la diferencia de la misma, estando el listón en 26 puntos, que al final no pudo lograr un Pas Piélagos que lo intentó hasta el último segundo, pero que consiguió ante el segundo clasificado una meritoria y centenaria victoria, a la que se hizo merecedor el equipo cántabro ante un Ardoi que aunque salió derrotado con claridad, demostró por qué ocupa una estupenda posición en la clasificación. Apoyado por una grada que vivió con ilusión la victoria de su equipo, el Piélagos, tras realizar una notable temporada, se llevó merecidamente el partido, colocándose como tercero en la clasificación a una sola victoria del segundo.

Contestar