Categorizados | Baloncesto

MONDRAGÓN UNIBERTSITATEA 81 – PAS PIÉLAGOS 84

Publicado el 16 de marzo de 2019

Los de Renedo consiguen una apurada pero justa victoria en Iturripe.

 

PAS-PIÉLAGOS: Albert Real 25, Brais Gago 12, Arturo Robertson 0, Daniel Gómez 0, Raúl Gómez 4, Alberto García 5, Pablo Fernández 9, Dani G. Laya 14 y Pape Seck 15.

MONDRAGÓN UNIBERSITATEA: E. Mancebo 16, A. Lorenzo 6, M. Arejolaleiba 2, M López 12, D. Lorenzo 15, D. Kirschbaum 15, M. Balanzategui 8, A. Acha 5 y O. Badiola 2.

 

Floja presencia de aficionados hoy en Iturripe, donde 200 personas presenciaron el partido. Fue dirigido por los colegiados I. Diz y M. Berbeira, que tuvieron una discreta actuación en un final muy difícil de pitar, por lo ajustado del marcador.

 

24-18 | 16-31 | (40-49) | 20-19 | 21-16

 

El partido entre el Mondragón Unibertsitatea, quinto clasificado, y el Pas Piélagos, tercero, correspondiente a la vigésima primera jornada de la Liga EBA, resultó un espectáculo baloncestístico de primer nivel, con dos equipos que dejaron sobre la cancha minutos de buen juego, grandes dosis de emoción y jugadas espectaculares y de la que al final salió vencedor el equipo cántabro. Con un juego basado en la labor de conjunto por encima de las individualidades, la velocidad en ataque, acompañada de la calidad individual, se imponía en el partido a partir de un buen segundo cuarto en el que superó al equipo vasco por el margen de 15 puntos. El Pas-Piélagos, apoyado en dos canastas de fortuna sobre la bocina, de Pablo desde nueve metros y Albert desde su propio campo, se puso por delante en el marcador y ya no cedió nunca la delantera en el mismo.

Salida con un ritmo vertiginoso del equipo local, impuesto por su base Daniel Lorenzo, que no era contestado por el equipo visitante. Con tres minutos jugados el marcador señalaba un 12/2 que obligaba al entrenador visitante a solicitar su primer tiempo muerto. Tres minutos después, reaccionaba con un parcial de 0/7 y llegaba a poner el 16/14. Con dos minutos por jugar, una pérdida de balón y dos faltas casi consecutivas permitían al Mondragón despegarse en el marcador, tras triple de David Kirschbaum. Destacaba el ritmo de juego y el acierto de ambos equipos. Se imponía en el cuarto por un expectante 24/18 el Mondragón a un Pas Piélagos, que había jugado a ráfagas.

En el segundo cuarto, con numerosas rotaciones en ambos equipos, continuaba la igualdad tanto en el juego como en el marcador. La salida de Raúl en el Pas Piélagos le permitía pasar a dominar bajo los aros. El equipo cántabro se encontraba cómodo en las zonas dominando con su altura la pintura. Raúl, Pape, Laya y Albert anotaban importantísimas canastas con un alto porcentaje desde las proximidades del aro. La baja de Martín Buesa en el Mondragón se dejaba notar mucho. Por ello, en el conjunto vasco en este periodo destacaba la aportación de sus jugadores de perímetro, que anotaban triples con facilidad. En el último minuto Piélagos tuvo la fortuna de su parte y dos triples sobre la bocina, uno al fin de posesión de Pablo desde ocho metros y otro de Albert desde su propio campo, permitieron al equipo de José Ignacio Álvaro llegar al descanso con un 40/49, tras los primeros veinte minutos de partido.

Impresionante tercer cuarto, tanto de ritmo como de intensidad defensiva. El Mondragón apretaba en defensa, pero un triple de Albert ponía al equipo de Renedo diez puntos arriba con cinco minutos jugados. Un nuevo triple de Albert y cuatro puntos de Laya devolvían la diferencia a once con un 57/68. Acababa el cuarto con una rigurosísima falta antideportiva señalada al equipo cántabro. Con un marcador parcial de 20/19 favorable al Mondragón, se entraba en el definitivo cuarto con 60/68, ocho puntos de ventaja que no eran una ventaja decisiva, pero que permitía mirar el horizonte con optimismo al Pas Piélagos.

En el último y definitivo periodo, el equipo local, gracias a su lanzamiento de tiro de tres puntos se acercaba en el marcador. El Mondragón, peleando por todos y cada uno de los balones, jaleados por su afición y con acierto en ataque, aprietaba lo suyo buscando acercarse en el marcador. Pero no se arrugaba el Pas Piélagos y se mantenía diez puntos arriba. Máxima intensidad y emoción. Ningún equipo anotaba en sus dos siguientes ataques. Solicitaba tiempo muerto el entrenador local para intentar meter a los suyos en el partido. Con dos minutos por jugar, Laya desde el poste bajo ponía el 71-79 en el marcador. Desde este momento el Pas Piélagos intentaba controlar el partido. Solo anotaban cinco puntos más desde la línea de tiro libre entre Brais y Albert. El equipo local, a base de triples, intentaba una desesperada remontada, pero al final el Pas Piélagos era fiel a la historia y conseguía su quinta victoria consecutiva en Iturripe, su segunda casa. El marcador final hacía justicia con lo presenciado en el parket, y el equipo de José Ignacio Álvaro sumaba su decimoséptima victoria ante un Mondragón que también jugó un gran partido, en una magnífica tarde de baloncesto.

Tras esta apasionante victoria, que permite consolidarse al Pas-Piélagos en la zona alta de la clasificación, visitará la próxima jornada, en un espectacular derbi, al CB Solares.

Contestar