Categorizados | Motor

José Luis Peña ya es 3º en el Silk Way Rally

Publicado el 11 de julio de 2019

Ha sido una etapa fantástica, con un gran Rafa en la navegación”

 

Una vez más, José Luis Peña y Rafael Tornabell han demostrado que nunca se rinden, que aunque se encuentren con grandes dificultades jamás bajan los brazos y que ambos forman uno de los mejores equipos del mundo. Así lo pusieron de manifiesto el año pasado, convirtiéndose en los primeros españoles en la historia en ser Campeones del Mundo Cross Country T3, y lo han vuelto a conseguir en el Silk Way Rally, que ha llegado a su ecuador.

Y es que, tras los problemas mecánicos de las primeras jornadas, algunos pensaban que los españoles ya estaban descartados para la general. Craso error. Tras una remontada tan sensacional como épica, José Luis Peña y Rafael Tornabell ya son terceros en la general de su categoría (T 3) y ocupan la 28ª posición en la clasificación scratch.

La súper especial de hoy, de 337 kilómetros, estaba “formada por una parte lenta y sinuosa al principio con mucha piedra para, a partir del kilómetros 180, pasar a ser rapidísima hasta el final de la etapa, con rasantes peligrosas y pasos complicados de vegetación”, explicaba José Luis Peña antes de salir a un etapa que resultó “fantástica. Ha sido un buen día, con un gran Rafa en la navegación, fundamental para que hayamos conseguido esta remontada, y un coche, el Polaris, que demuestra una gran fiabilidad hasta el momento”.

Tan solo 25 minutos han separado al piloto cántabro de lograr su primera victoria de etapa en el Silk Way Rally, pero ya está más cerca de subir al podio final en China. El ruso Sergei Kariakin es el líder en categoría T3, seguido de Austin Jones y terceros son José Luis Peña y Rafael Tornabell, los únicos pilotos españoles participantes en esta Ruta de la Seda, con casi dos horas de ventaja sobre el cuarto clasificado.

“En el kilómetro 117 era el refueling (repostaje) y hemos llegado terceros allí, sacando cinco minutos al cuarto clasificado y a una diferencia de cuatro minutos de la segunda plaza. Después del refueling hemos cogido mucho polvo por culpa de un camión y en el kilómetro 210 nos empezó a patinar la correa y decidimos parar y cambiarla antes de que se nos rompiera. La verdad es que se empieza a notar que los coches están ya tocados, porque nos encontramos muchos averiados por el camino, pero el Polaris sigue funcionando a la perfección”, resumía el piloto cántabro después del esfuerzo de hoy en el exigente terreno de Mongolia.

Mañana viernes se disputará la sexta etapa entre Dalazadgad y Bayinbaolige dividida en un kilómetro de enlace hasta la salida y 408 de súper especial. Una jornada muy parecida a la de hoy con un 25% de pista de piedra y un 75% de pista y fuera de pista con arena, vegetación y tierra. “Todavía quedan cinco etapas y sobre todo el Desierto del Gobi que marcará las posiciones al final de la general. Somos conscientes de que todavía no hemos logrado nada, porque queda por delante lo más complicado, pero la verdad es que, por el momento, estamos contentos.

Contestar