Categorizados | Motor

José Luis Peña supera el desierto de Gobi y se mantiene tercero

Publicado el 12 de julio de 2019

Hacía mucho calor y en el primer tramo de especial notamos que subía en exceso la temperatura del variador y tuvimos que aflojar para no romper la correa”.

 

José Luis Peña y Rafa Tornabell han vencido al calor y la vegetación del desierto de Gobi y abren una brecha de hora y media sobre el cuarto clasificado UTV (Graham Knight) tras la sexta etapa del Silk Way Rally. La etapa no ha sido sencilla desde antes de comenzar, puesto que un retraso en la organización obligó a los pilotos a salir con una hora de retraso, lo que supone temperaturas más elevadas, pero la fiabilidad del Polaris se mantiene intacta y los pilotos de Sport Portio han vuelto a ser terceros.

“Hoy no hemos disfrutado nada. Desde la salida, porque hemos empezado con una hora de retraso todos los vehículos, hacía mucho calor y en el primer tramo de especial notamos que subía en exceso la temperatura del variador y tuvimos que aflojar para no romper la correa”, afirmaba Peña tras superar una de las etapas más duras de Silk Way Rally. “El tramo neutralizado -añadía el piloto cántabro- era sobre una pista muy rota, con cortes y fesh-fesh y el segundo tramo cronometrado era muy rápido”.

Un total de 408 kilómetros, divididos en dos tramos cronometrados; el primero de 157 kilómetros y el segundo de 120, y una neutralización intermedia de 130 kilómetros han significado el adiós a las tierras de Mongolia en la Ruta de la Seda. José Luis Peña se sitúa en tercera posición y aumenta a 1 hora y 26 minutos la diferencia con el cuarto clasificado en buggys. En la clasificación general scratch, el cántabro ocupa la 28ª plaza.

Mañana aguarda una etapa larga, de 550 kilómetros, a los participantes para cruzar la frontera a China. No habrá tramo cronometrado en el paso de la frontera, pero si un tiempo máximo que los pilotos no podrán superar. Sobre lo que queda, José Luis Peña afirmaba estar “muy ilusionado porque el coche funciona muy bien, es fiable y hacemos medias de 94 kilómetros por hora, que es rapidísimo, lo que nos ha permitido recuperar muchas posiciones” y advierte que no se pueden lanzar las campanas al vuelo porque “quedan tres etapas con mucho desierto y dunas en China y tenemos que seguir trabajando para llegar al final”.

Contestar