Ildefonso F. Sañudo García, “Sañudo”

Publicado el 27 de octubre de 2010

Históricos en blanquiazul

Por José Manuel Holgado (*).

HolgadoIldefonso Fernando Sañudo García, “Sañudo”, nació en Torrelavega el 23 de enero de 1912, siendo el segundo de los tres hermanos que tuvieron Elisa y Santiago. Su tío, Fernando Sañudo, fue uno de los fundadores del club en 2007.

Jugaba al fútbol cuando estaba interno en un colegio de Miranda de Ebro (Burgos), aunque antes ya había hecho sus pinitos en Torrelavega con el equipo de los Peques. Después pasó a estudiar a la Universidad de Deusto la carrera de Derecho, y allí es donde comenzó a destacar. Se incorporó una temporada a la Gimnástica, participando en los partidos de la Copa del Rey de 1927, y debutando en esta competición el 27 de febrero de ese año con victoria sobre el CD Español de Valladolid por cuatro a cero, formando los torrelaveguenses con Sáinz; Perujo, Mendaro; Orúe, Heras, Robledo; Lecube, Sañudo, Capillas, Telete y Merino.

Ildefonso Fernando Sañudo GarcíaComo sus padres no le dejaban jugar y en la Universidad no se lo permitieron, lo hizo con nombres falsos en el CF Portugalete. Es entonces cuando lo vio Amadeo García Salazar, que fuera seleccionador español y entonces dirigía al Deportivo Alavés. Gracias al obispo de Vitoria, que intermedió con la Universidad de Deusto, pudo jugar con los alaveses debutando en Primera División el 17 de enero de 1932, perdiendo su equipo por cuatro a dos en Guecho ante el Club Arenas. La formación del Deportivo Alavés aquel día la formaron Garay; Arana, Deva; Urquiri, Antero, Aramburu; Olano, Trillo, Sañudo, Lecue y Juanito.

Siendo disuelta la Compañía de Jesús por la República, continuó sus estudios de Leyes en la Universidad de Valladolid, jugando en el Real Valladolid dos temporadas.

Hasta ese momento, Sañudo siempre había sido amateur, hasta que Hernández Coronado, una institución en el Real Madrid, lo fichó para el club madrileño, formalizando un contrato profesional de 20.000 pesetas anuales, que además incluía las clases con el mejor profesor que hubiera en Madrid en asuntos mercantiles. En el conjunto madridista tuvo como compañeros a Zamora, Ciriaco, Quincoces, Luis Regueiro, y Lecue, entre otros. Jugó dos temporadas en el club madrileño, desde 1934 a 1936, hasta que la guerra civil interrumpió los campeonatos, marcando la nada despreciable cifra de 40 goles en 38 partidos de Liga.

Durante la guerra estuvo destinado en la localidad madrileña de Getafe, en el arma de Aviación, y Paco Salamanca lo llevó a Zaragoza para integrarle en el equipo que había organizado, el Aviación de Zaragoza, con el que jugó algunos partidos con hombres como Gabilondo, Guillermo, Mesa, Campos y los cántabros Aparicio y Manín. Ya licenciado, el club que en la reanudación de la Liga se llamaría Atlético Aviación, pretendió mantener a Sañudo en el equipo, pero el Real Madrid, dueño de sus derechos, se negó a ello, no poniendo ningún obstáculo para que fichara, sin embargo, por el Deportivo Torrelavega cuando Sañudo regresó a Cantabria.

Su llegada a Torrelavega animaría mucho el ambiente futbolístico de una época difícil, marcada por la posguerra. Debutó con el entonces Deportivo en Liga el 3 de diciembre de 1939 en los campos de El Malecón, cuando los torrelaveguenses empataron a un gol con el Racing Club de Ferrol. Los locales formaron con Landaluce; Gavito, Pondal; Vázquez, Pérez, Liaño; Ibáñez, Trueba, Sañudo, Ostolaza y Varela. Sañudo viviría el lamentable partido contra el Club Langreano en El Malecón que provocó los graves incidentes que supusieron el cierre del campo. Por eso Sañudo se incorpora para la siguiente temporada en el Barreda Balompié, regresando luego al Real Valladolid llevándose a Marcos Trueba. Sañudo regresaría al equipo torrelaveguense en la temporada 1943-44 donde jugaría sus últimos partidos.

Delantero centro habilidoso, listo y con gran destreza para desmarcarse, Lángara y Campanal impidieron que pudiera ser internacional en alguna de las ocasiones en que viajó con la selección española.

Tras abandonar el fútbol, se dedicó con uno de sus hermanos a dirigir la famosa empresa de calzado de su familia. Casado con María Dolores, con la que tuvo tres hijos, fijaron posteriormente su residencia en Valladolid, ciudad en la que falleció el 29 de enero de 1980.

Jugó con la Gimnástica las temporadas 1926-27, 1939-41, y 1943-44, disputando 39 partidos de Liga y Copa y marcando 30 goles.

– Con la biografía de Sañudo, iniciamos en Contrameta la sección “Históricos en blanquiazul”, dedicada a la Gimnástica de Torrelavega, paralela a “Historias para 2013”, dedicada al racinguismo. Ambas secciones, con los artículos de Raúl Gómez Samperio y José Manuel Holgado.

3 Comentarios en esta noticia

  1. Antonio.F.M. Says:

    Gracias, José Manuel, por recordar la historia. Me ha gustado mucho.

    La familia de este jugador eran los dueños de “Hijos de Juan Bautista Sañudo. Calzados Sin Fin”. En las fotos antiguas de la plaza de la llama vemos un gran edificio: Era esta fábrica de calzado. Hoy día hay un gran edificio de viviendas en su lugar.

  2. elgato Says:

    me gustan este tipo de articulos que además enriquecen esta bonita web. buen trabajo. me parece genial que tuviera que jugar con nombres falsos.

  3. gerard Says:

    Felicitaciones y agradecimientos a los autores de esta sección, y gracias anticipadas por los articulos que sigan en el futuro.

Contestar