Categorizados | Baloncesto

Tags |

IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA 67 – ENERDRINK UDEA ALGECIRAS 78

Publicado el 6 de octubre de 2019

El Estela no encuentra su juego y cede su primera derrota de la temporada.

 

IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA (67): Lucas (11), Bordignon (11), A. Sanz (2), Palazuelos (0), Cazorla (8), Sutina (11), Ibarlucea (-), M.Sanz (3), N’Doye (5), Toledo (11), Karahodzic (5), Prince (0).

ENERDRINK UDEA ALGECIRAS (78): Fernández (3), Kelly (12), Perea (-), López (0), Malla (-), Kuminga (0), Ejim (0), Ortega (16), Newby (4), García (-), Barro (16), Kalinicenko (27).

 

Partido disputado en el Palacio de Deportes de Santander. Arbitraron los colegiados González Zumajo y Álvarez-Ossorio Varela.

 

16-16 | 16-15 | 22-24 | 13-23

 

Foto: UDEA Algeciras.

 

Dicen que quien avisa no es traidor y ya lo avisábamos en la previa del partido: Algeciras era un rival muy duro, que circunstancialmente estaba co-colista con tres derrotas consecutivas, pero podía haber ganado perfectamente dos de los tres encuentros.

Y con la premisa de conseguir la primera victoria fue como saltó a la pista el conjunto de Francisco Javier Malla. Con el cuchillo entre los dientes, poniendo una defensa en zona que desquició a los jugadores estelistas y que hizo que en ningún momento del encuentro jugaran cómodos.

Esto, sumado al cansancio y a la acumulación de partidos en los últimos días, fueron factores que causaron que el CD Estela encajara la primera derrota de la temporada. El equipo santanderino no supo leer el partido y el rival ha aprovechado esa circunstancia para sacar una ventaja que fue determinante.

Además, Udea Algeciras fue letal con cuatro jugadores que anotaron 71 de los 78 puntos del equipo, en especial un Kalinicenko que cursó un espectacular 78% en triples (7/9).

Comenzó el encuentro con un triple de Mikel Sanz para obtener una primera ventaja en el partido, rápidamente anulada por Andrew Kelly, que en estos primeros minutos del encuentro fue el encargado de encestar por los andaluces.

Con 8-4 en el marcador, a raíz de cinco puntos consecutivos de Juampi Sutina, Estela se bloqueó. Se paró en seco. Algeciras le endosó un 2-12 de parcial de la mano de Kalinicenko (que anotó su primer triple), Miguel Ortega y Barro.

Reaccionó David Mangas pidiendo tiempo muerto para ajustar cuestiones del ataque, y con gran acierto, entró Dani Bordingon a la cancha, que anotó una serie de 6 puntos para igualar el partido e irse con empate en el marcador al finalizar el primer cuarto.

Las sensaciones ya, en este punto del partido, no eran buenas. No estaban los cántabros desplegando el juego que habitualmente hacen, ya que no estaban circulando la bola con fluidez, y no se aprovecharon de la velocidad de Harold Cazorla, capaz de pasar de cero a cien en dos segundos.

Volvieron a la cancha y la situación del primer cuarto la volvieron a calcar en el segundo: comenzaron anotando, pero una desconexión permitía que su rival obtuviera una ventaja de ocho puntos.

Nuevo tiempo muerto de David Mangas, cada vez más visiblemente enfadado con los suyos. Reaccionaba Estela con un 10-0 de parcial gracias al acierto de sus interiores. Javi Lucas con cuatro puntos, Kenan con otros tres y la pareja de bases, que anotaron tres de cuatro tiros libres que dispusieron, les ponían por delante en el marcador.

No pudieron aguantar mucho la situación, ya que Mus Barro anotó una canasta y lanzó un triple que se convirtió en tres tiros libres. Con otro mini-parcial de 4-0 se consiguió dar la vuelta al marcador nuevamente para irse al descanso con una exigua ventaja de 1 punto: 32-31.

Y, si en este momento del partido, el triple era uno de los recursos poco explotados por Udea Algeciras, llegó el tercer cuarto donde gracias a las canastas desde 6.75, de la mano de un Kalinicenko que las anotaba de todos los colores, UDEA Algeciras consiguió mantener a Igualatorio Cantabria Estela a raya.

Durante el cuarto gozaron de una pequeña ventaja de 7 puntos (con el 44-37). Este hecho llevó a Javier Malla a solicitar tiempo muerto, pero Estela no tenía sensación de control alguno sobre el tempo del partido. Incluso por encima en el marcador, el rival daba una imagen más sólida y de mayor control.

Poco a poco, los cuatro anotadores principales de Algeciras fueron limándo esa pequeña ventaja, para incluso irse uno arriba al finalizar el tercer periodo.

Y en el definitivo, Algeciras se fue en el marcador a 9 puntos de ventaja nada más comenzar el cuarto. Se consiguió remontar gracias a un 8-2 de parcial y al trabajo de los interiores, pero se volvimos a dejar ir, y esta sí que fue definitiva.

En el último tramo del partido, sólo pudieron anotar un punto (desde la línea de tiro libre) para pasar del 66-70 al 67-78 que reflejó el marcador final.

Distancias cortas salvo en los momentos finales del encuentro, donde Estela se dejó ir y con sensaciones de que no tuvieron el control sobre el encuentro en ningún momento.

Contestar