Categorizados | 2ª División B, Destacados, Fútbol

GUIJUELO 2 – TROPEZÓN 1

Publicado el 31 de agosto de 2014

Un mal primer tiempo condena al conjunto cántabro, que acortó diferencias con el gol de Sota


CD GUIJUELO: Garabato; Antonio Moreno, Razvan, Javi Moreno, Jonathan; Raúl Ruiz (Néstor Gordillo, 79), Valero (Gonzalo, 84), Yeray, Carlos Rubén; Chuchi y Carreño (Ramiro, 76).

CD TROPEZÓN: Iván; Cote, Bustillo (Perujo, 46), Estrada, Iñaki; Nando, Fresno, Luis González (Álex, 41), Conde; Rafa (Óscar, 62) y Sota.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo I de Segunda B, disputado en el Municipal de Guijuelo, ante 400 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del vicepresidente del Tropezón, José Manuel Torre, ‘Matorro’.

Árbitro: García Maqueda (Colegio extremeño). Amonestó a Raúl Ruiz, por parte del CD Guijuelo y a Conde, Bustillo y Sota, por parte del Tropezón.

GOLES:

1-0, min.20: Razvan

2-0, min.32: Raúl Ruiz

2-1, min.58: Sota

Guijuelo-Tropezon-600x400

Crónica: Revista Salas Bajas | El equipo que dirige Fernando Estévez no estaba para contemplaciones. Desde el primer minuto de partido se lanzó decidido a por el triunfo, no quería dar la más mínima opción al Tropezón y los cántabros se vieron superados en todo momento. Los locales gozaban de la posesión, el balón solo era para un conjunto, y los cántabros no pudieron aguantar con su portería a cero más de veinte minutos. Fue un defensa, Razvan, el que adelantó a los suyos con un gran gol. Después de una jugada algo embarullada que comenzó por la banda derecha, el balón llegó a la izquierda y apareció Razvan, en la frontal del área, para hacer el primero.

El Guijuelo ya estaba por delante de manera merecida y ahí no se iban a quedar sus intenciones. El mejor juego de los chacineros iba a aparecer poco después cuando Raúl Ruiz tiró una gran pared, se quedó mano a mano ante el portero Iván y le batió por bajo. El Municipal disfrutaba, y la afición pudo comerse muy a gusto el bocadillo en el descanso.

Pero el intermedio no le sentó tan bien al Guijuelo. Como si fuera una prolongación de lo vivido la pasada semana en el campo del Zamora, un encuentro que estaba totalmente encarrilado para los intereses charros se iba a complicar en exceso. Y eso que los verdiblancos pudieron anotar el tercero en varias ocasiones, pero la puntería ya no estaba tan afinada como en los primeros 45 minutos. Tampoco estuvo afinado Garabato, que encajó un gol absurdo cuando el balón se le escurrió de las manos en un tiro lejano de Sota que terminó colándose al fondo de las mallas.

Entonces el Tropezón cogió confianza y le salieron alas. Al igual que la semana pasada, el área chacinera iba a ser demasiado visitada en los minutos finales, pero una vez más el Guijuelo supo sufrir y terminó llevándose la segunda victoria de la temporada.

Contestar