GIMNÁSTICA 1 – AMOREBIETA 2

Publicado el 23 de septiembre de 2018

Los errores propios vuelven a condenar a una Gimnástica que no supo mantener su ventaja.

 

GIMNÁSTICA: Álex Ruiz, Camus, Fermín (Alberto, 83), Cristian (Fer, 56), Luis Alberto, Víctor, Vitienes, Palazuelos (Barbero, 68), Primo, Cusi y Rozas.

 

AMOREBIETA: Magunagoitia, Murgoitio, Aurtenetxe, Simic, Arregui, Martins, Haritz Mújica (Ander Fernández, 77), Aitor Ortega, Tascón, Iturraspe (Zarrabeitia, 71) e Iker Bilbao (Del Olmo, 83).

 

Partido correspondiente a la quinta jornada del campeonato de Liga 2018/19 en el Grupo II de 2ª División B, disputado en el estadio de El Malecón. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de la golfista cántabra Celia Barquín Arozamena y los futbolistas del equipo cántabro lucieron brazalete negro.

Dirigió el encuentro el colegiado navarro Igor Garcés Bargada. Mostró tarjetas amarillas a Vitienes, Víctor, Luis Alberto, Cusidor y Alberto, por parte local, y a Haritz Mújica, Simic, Aitor Ortega, Aurtenetxe, y dos a Arregui (84′), por parte visitante.

 

GOLES:

1-0, min.21: Palazuelos

1-1, min.37: Aitor Ortega de penalti.

1-2, min.44: Iker Bilbao

 

 

Mariano Tejera | La Gimnástica sufrió su tercera derrota consecutiva, segunda en su estadio, en un partido muy similar al disputado hace siete días. Pablo Lago realizó varios cambios en su once inicial respecto al de la jornada anterior, pero no en el dibujo táctico. En él destacaron las variaciones en el trivote de centrocampistas, retrasando la posición de Víctor para jugar más cerca de Cusi, mientras se adelantaba la de Palazuelos, recuperado para el día de hoy, en un intento por conectar con Primo. Y, aunque la imagen que se dio durante la primera mitad del primer tiempo pareció positiva, a la postre todo quedaría en un mero espejismo.

El conjunto vizcaíno, por su parte, llegó como si su técnico, Íñigo Vélez, hubiera estudiado durante la semana la fórmula que le había dado al CD Vitoria su primer triunfo. Y salió también ganador de El Malecón, utilizando las mismas armas: fortaleza en el medio campo y paciencia hasta aprovechar los errores de la defensa blanquiazul.

Todo ello, a pesar de que durante la primera media hora sufrió para ganar la batalla física planteada en el círculo central. Al igual que le sucedía con los arreones a balón parado que la Gimnástica hacía en busca de la portería rival. En uno de ellos llegó el primer gol del encuentro, al batir Palazuelos a Magunagoitia con un balón que, como casi siempre, le había puesto Camus en la cabeza.

Al gol le sucedieron los mejores momentos de los de Lago. Magunagoitia tuvo que salir de su área para desbaratar un contraataque que dejaba a Primo sin defensas por delante y, un minuto más tarde, Cusi buscaba sin éxito la escuadra del portero vasco en el lanzamiento de otra falta.

Sin embargo, la SD Amorebieta no perdió la cara al partido, y las incorporaciones de Murgoitio y Aurtenetxe desde los laterales comenzaban a suponer problemas para la zaga local. Cristian se tuvo que emplear a fondo en dos ocasiones para despejar los balones que buscaban a Tascón. Pero la más clara fue para Iturraspe, que no logró acertar con la puerta de Alex Ruiz.

Los cántabros dieron entonces un paso atrás y su rival comenzó a estar más cómodo. Tan solo siete minutos y un par de acercamientos le hicieron falta para dar la vuelta al marcador: la transformación de un penalti por parte de Aitor Ortega tras una zancadilla de Cristian sobre el mismo jugador y, al igual que la semana anterior, un error de marca en segunda jugada tras un saque de esquina que permitió a Arregui marcar a placer.

Tras el descanso no cambió nada. El Amorebieta, muy superior en la zona media, manejaba el tempo del partido a su antojo e incluso generaba tímidas ocasiones, como el chut de Murgoitio desde la frontal que se marchaba la izquierda de Alex Ruiz, o la ocasión que tuvo Tascón tras una pugna con Camus durante varios metros y que por fuerza se llevó el delantero, cuyo zapatazo posterior salió muy cerca del larguero.

La Gimnástica, por su parte, era un equipo partido y encomendado a alguna individualidad. Fer lo intentó desde fuera del área y Primo también desde lejos, en una vaselina que a punto estuvo de sorprender a Magunagoitia. Pero el bagaje era muy escaso. La afición empezaba a impacientarse y así se lo hizo saber a Pablo Lago, que recibió su primera pitada desde su llegada a Torrelavega, cuando decidió sacar del campo a Palazuelos.

Pese a que tras ese cambio el equipo pareció con más criterio a la hora de jugar el balón, tampoco surtió el efecto deseado y solo Diego Rozas en otro disparo lejano y Luis Alberto a remate de un córner, inquietaron al portero visitante. Ni siquiera la expulsión de Arregui en los últimos minutos provocó la reacción.

 

La Rueda de Prensa de Pablo Lago:

 

“Llevamos tres partidos seguidos encajando dos goles. Es muy difícil meter tres. Los goles que estamos encajando son despistes”

 


 

 

Las declaraciones de Borja Camus:

“El equipo pone ganas, pero si regalas dos goles es imposible”

 

 

La Rueda de Prensa de Íñigo Vélez:

 

“No es nada fácil ganar en El Malecón. Hemos podido matar el partido antes. El resultado me parece justo”

 

2 Comentarios en esta noticia

  1. Gimnástico de pro Says:

    Barbero titular ya!!

  2. 'Pasiegadas' Says:

    A tercera se va por allí!!!
    Y os lo digo por separado.

Contestar