Categorizados | Balonmano, Destacados

Tags |

FRAIKIN BM GRANOLLERS 36 – DS BLENDIO SINFÍN 29

Publicado el 25 de mayo de 2019

Despedida sin premio. Los vallesanos dominaron de principio a fin ante un Sinfín en el que brillaron Torriko y Lon.

 

FRAIKIN BM GRANOLLERS: Guàrdia (p), Almeida (p), Lancina (2), M. García, Ferrer, Figueras (7), Maestro (5), Martínez (1), Gassama (4), Sáez (6), Rakocija (2), Tarrafeta (1), Popovic (1), Franco (1), Márquez (1), A. García (5).

DS BLENDIO SINFÍN: Samuel (p), Salvarrey (p), Diego, Valverde, Pla (4), Torriko (8), Postigo (2), Lastra (2), Basualdo, Lon (7), Valles (2), Iglesias (1), Dimitrievski (3).

 

Parciales:

5-1, 7-5, 9-8, 13-9, 17-11, 21-16 (descanso).

24-18, 28-19, 28-24, 32-25, 35-26, 36-29 (final).

Árbitros: Merino Mori y Moyano Prieto. Excluyeron a Lastra y Valverde por el DS Blendio Sinfín, y a Popovic (2), M. García y Ferrer por el Fraikin BM. Granollers.

Incidencias: Partido de la trigésima jornada de la Liga ASOBAL, celebrado en el Palau d’Esports de Granollers ante unos 800 espectadores.

 

Foto: Xavier Solanas.

 

La Liga ASOBAL baja el telón y lo hace con derrota para el DS Blendio Sinfín, que no pudo sacar nada positivo de la cancha del Fraikin BM Granollers (36-29). Los vallesanos, obligados a vencer para conservar sus opciones de disputar competición europea, dominaron de principio a fin ante una escuadra santanderina en la que brillaron Torriko y Lon, máximos artífices del equipo.

El inicio tuvo claro dominio vallesano, con un conjunto local que no dejó ni respirar a los visitantes y entre Antonio García y Mamadou Gassama fueron abriendo la brecha en el marcador, mientras los santanderinos tuvieron muchos problemas para anotar. El Sinfín se apoyó fundamentalmente en el juego con Lon, al que le llegaban todos los balones que Valles le facilitaba y que transformaba para ir recortando las distancias forjadas en los primeros compases.

El lanzamiento exterior de Torriko también tuvo gran motivo de culpa en la recuperación de los cántabros, pues el vasco tampoco encontró oposición al encarar la portería de Almeida. Todo ello, unido a que la defensa engrasó la maquinaria, hizo que los hombres de negro redujesen a la mínima expresión la ventaja del Granollers, tras dos contraataques consecutivos de Postigo con los que se puso el 9-8 al llegar el ecuador del primer periodo.

Sin embargo, cuando más soplaba el viento a favor de los santanderinos, cayeron otra vez en una flojera ofensiva que les llevó a repetir la misma situación del comienzo del encuentro, con varias perdidas de balón que caían a la contra en manos de un infalible Gassama y en las de Oswaldo Maestro. No fue hasta que Lon volvió a ser asistido cuando rompieron la sequía anotadora pero siguió costando marcar, algo que mejoró cuando Pla ajustó la mira, tras unos primeros intentos sin acierto.

El BM Granollers, en cambio, campó a sus anchas en su propio feudo y siguió engrosando su cuenta particular ante una defensa sinfinera que pareció hacerse pequeña ante el conjunto blanquiazul. Así las cosas, el Sinfín se vio obligado a aguantar y seguir respondiendo en ataque para no perder la estela de un rival que necesitaba la victoria para sus aspiraciones europeas, por lo que el marcador siguió acumulando tantos hasta el 21-16 con el que se alcanzó el descanso.

La segunda mitad trajo más de lo mismo: claro dominio de los de casa, entre algunas fases de lucidez del Sinfín. De hecho, aunque el hispano Figueras hizo mucho daño desde los seis metros, los de Reñones supieron reponerse cuando todo lucía en contra y aprovecharon un periodo de doble superioridad numérica. Durante esos dos minutos, Torriko firmó tres tantos consecutivos y prácticamente idénticos, tras sendas recuperaciones de balón en área propia. Dimitrievski se apuntó a la remontada, mientras al cuadro vallesano se le desviaba cada lanzamiento a portería, pero la ilusión duró hasta que regresaron todos sus hombres a pista.

A partir de entonces, los locales tomaron carrerilla y fulminaron al contraataque al Sinfín. No pararon hasta oír la bocina, dejando a los santanderinos sin opciones de terminar la Liga ASOBAL con una última alegría. Torriko y Lon, autores de ocho y siete tantos respectivamente, volvieron a superar al inquilino de la meta catalana en esta parte, Marc Guàrdia, mientras que Iglesias también quiso anotar y lo hizo sumando al casillero el último gol de color cántabro. Tras esto, el partido finalizó con el 36-29 al detener Salvarrey un penalti y al quedar en agua de borrajas el intento final de los del DS Blendio Sinfín de alcanzar la treintena de goles.

Contestar