Categorizados | Voleibol

EXTREMADURA ARROYO 3 – CV TORRELAVEGA 1

Publicado el 26 de enero de 2019

Las cántabras pierden el liderato tras caer un igualadísimo partido.

 

Foto: Nina Bañegil.

 

(Crónica: Voleibol Arroyo) | El Extremadura Arroyo ha derrotado esta tarde al hasta hoy líder del Grupo A de Superliga Femenina 2, el CV Torrelavega, por 3-1, en un auténtico partidazo, pleno de emoción y de acciones de calidad por parte de los dos equipos. Un resultado que le devuelve al primer puesto de la clasificación, a la espera del resultado que consiga mañana el cvleganes.con en la cancha del RGC Covadonga.

El equipo extremeño, con un nivel de concentración máximo, debió emplearse a fondo ante un conjunto, el cántabro, que demostró sobre la pista del Municipal de Arroyo de la Luz por qué llegaba hasta ésta con la vitola de líder.

La central brasileña del cuadro cacereño Isabela Quiqui se erigió en el principal referente ofensivo de su equipo con 20 puntos, de los cuales 10 los logró en bloqueo, una cifra realmente al alcance de muy pocas jugadoras, seguida de Inma Lavado (14) y de Yohana Rodríguez y Bruna Paixao, ambas con 13.

En el bando norteño, la receptora-atacante María Segovia se convirtió en la máxima anotadora del partido (23), por delante de Aroa Sánchez (16) y de Ana Vergara (12).

 

26-24 | 24-26 | 25-23 | 25-22

 

El partido comenzó con continuos empates a 1, 2, 3, 4 y 5, hasta que las locales consiguieron su primera brecha reseñable (8-5), que rápidamente fue enjugada y superada por el cuadro rival (8-10), llegando ambos contendientes a los puntos definitivos con igualdad suprema (24-24).

El buen hacer de Beu Meléndez-Pál en la dirección de equipo y la genuina defensa en segunda línea de Julia Cabeza propiciaron que el primer set cayera del lado extremeño.

El CV Torrelavega reaccionó, y por medio de los ataque en zona ‘4’ de Segovia y los primeros tiempos de Sánchez, posibilitó que suya fuera siempre al iniciativa en el marcador hasta el 24-26 final.

El tercer juego comenzó de nuevo con ventajas de la formación cántabra en el electrónico (3-7, 8-10, 16-19), hasta que la escuadra que dirige Adolfo Gómez, con un dinámico y eficaz bloqueo (18 puntos por 7 del rival), consiguió primero igualar los guarismos (21-21), y más tarde concretar la victoria parcial (25-23).

En la cuarta y a la postre definitiva manga, el Extremadura Arroyo dio un paso adelante en su juego colectivo defensivo, pero el conjunto norteño no solo no bajó los brazos, sino que en un ejercicio notable de superación, supo desbaratar todas y cada una de las pequeñas brechas que abrían las jugadoras cacereñas, para firmar el empate a 19.

A partir de ese momento, las acciones en bloqueo de Quiuqui y las ofensivas de Rodríguez propiciaron que el Extremadura Arroyo aprovechara su primer balón de partido para apuntarse el partido y sumar tres valiosos puntos.

Contestar