Categorizados | Destacados, Más deportes

Estelas Rosas … a golpe de remo

Publicado el 31 de marzo de 2017

19 mujeres supervivientes de cáncer de mama forman la tripulación que entrena con una trainera de Pedreña, a la espera de un Dragon Boat.

 

FB_IMG_1489597859078

 

El CDE Estelas Rosas dio sus primeros pasos el pasado mes de agosto de 2016, en una iniciativa propulsada por el Proyecto Santander en Boga, gestionado por Puertomadre Compañía de la Ribera (empresa dedicada a la recuperación del patrimonio náutico tradicional de la bahía de Santander), contando con el apoyo y cooperación de la junta provincial de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) de Cantabria.

Actualmente, el club cuenta con 19 integrantes, mujeres que han padecido cáncer de mama, entre ellas dos Médicos Rehabilitadoras del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que participan activamente en este proyecto.

FB_IMG_1489597816237

La actividad de Estelas Rosas se desarrolla principalmente en la Bahía de Santander y en la Ría de Cubas, donde varias veces al mes bogan en una de las traineras de la SDR Pedreña, y todo ello propiciado por las investigaciones sobre los beneficios para ellas del deporte del remo.

Olga Conde:Pertenecer a Estelas Rosas me ayuda a seguir creciendo y avanzando en la larga lucha con mucha fuerza. Ha creado una ilusión, que me lleva a perseguir nuevos retos y recuperarme lejos del contexto hospitalario, del que a veces parece que no podemos escapar. Es un deporte de entrega y superación, y BCS Estelas Rosas sabe bien lo que eso significa…”.

 
 

El Movimiento “Abreast in a Boat”

 

“Breast cancer survivors dragon boating” es un movimiento internacional inspirado en la investigación de Donald McKenzie, especialista canadiense en medicina deportiva en la Universidad de Columbia Británica, profesor en la Escuela de Kinesiología y Director del Centro de Medicina Deportiva Allan McGavin, en el que se unen supervivientes de cáncer de mama para remar en Barcos Dragón en beneficio de su salud física, para la prevención y mejora del linfedema (complicación secundaria de una mastectomía), y para aumentar su bienestar social y emocional.

Sin título.png

En un documento de 1998, en el Canadá Medical Association Journal, Don McKenzie describió cómo en febrero de 1996 se inició un equipo de Dragon Boat para las mujeres supervivientes de cáncer de mama en el que se beneficiaban de una actividad vigorosa de la parte superior del cuerpo en un ambiente estéticamente agradable y de apoyo social.

En su documento concluye con estas palabras: “¿Cómo de importante es el Proyecto Abreast in a Boat? Es un enfoque para promover la salud y la concienciación del cáncer de mama que está impulsado por las mujeres con la enfermedad y que se extiende a otras mujeres y les ofrece un mensaje de esperanza y apoyo. Se trata de ayudar a cambiar las actitudes hacia la “vida después del cáncer de mama”, y se anima a las mujeres a llevar una vida plena y activa.”

En 2001, McKenzie fue galardonado con la Medalla de Servicio Meritorio por su trabajo en la creación del movimiento Abreast in a Boat.

 
 

184 equipos en todo el Mundo

 

FB_IMG_1489597804942

The International Breast Cancer Paddlers Commission (IBCPC), es una organización internacional con sede en Canadá cuyo objetivo es fomentar el establecimiento de equipos de BCS Dragon Boat por todo el mundo, en el marco de la participación y la inclusión, apoyando el desarrollo de la actividad como una contribución a un estilo de vida saludable para las personas diagnosticadas de cáncer de mama. Actualmente hay 184 equipos en todo el mundo (el cántabro es el segundo en España) y, aproximadamente cada 4 años, se realiza un Festival Internacional de Dragon Boat IBCPC. El próximo será en 2018 en Florencia, Italia, en el que las “Estelas Rosas” estarían orgullosas de representar a nuestra tierra.

Sonia Saiz: “Para mí, estar en un equipo como Estelas Rosas significa mucho más que el hecho de hacer deporte, y recuperarme físicamente. A nivel emocional me ha ayudad mucho conocer gente que ha pasado por algo similar y ver como todas luchamos juntas por conseguir un sueño. Si tuviera que describir en tres palabras las sensaciones que me produce formar parte de este equipo serían: Ilusión, Amistad y Compañerismo”.

 
 

De la Trainera al Barco Dragón

 

Sin título.png

En estos momentos en los que están comenzando su andadura, están utilizando una trainera de la SDR Pedreña, cuya forma de remar no es la específica del movimiento “Abreast in a Boat“, por lo que lo ideal sería disponer de un Barco Dragón, y así poder aprovechar todos los beneficios para la salud que ofrece ese estilo de remo para las afectadas por el cáncer de mama.

Con el Barco Dragón podrían, además, participar en futuras competiciones o concentraciones deportivas, como son los Campeonatos Nacionales e Internacionales de Dragon Boat que se realizan a lo largo del año, en el que cuentan con una categoría específica para ellas (BCS).

Una de las concentraciones no competitivas de este año es la Vogalonga de Venecia, que es una concentración anual de embarcaciones tradicionales que se hace a través de sus canales.

 
 

Su primera competición

 

Screenshot_20170329-233450.png

Pero los días 15 y 16 de abril se celebra en la localidad murciana de San Pedro del Pinatar el V International Dragon Boat Festival, al que acudirán con mucha ilusión, al ser su primer campeonato oficial. En el mismo existe una categoría específica (BCS) compuesta por mujeres supervivientes de cáncer de mama. ¡ Suerte, chicas. A por ello, y a disfrutar !

Natalia D’Ambra: “Formar parte de Estelas Rosas, para mí a supuesto un golpe de energía, me da fuerzas, me da vitalidad, y me genera ilusión, … ilusión para seguir luchando y afrontando lo que haga falta, junto a mujeres maravillosas, con las cuales puedo decir que, ¡Remamos en la misma dirección!”.

 
 

Los costes y las ayudas

 

FB_IMG_1489597824843

Pero para ello, para poder utilizar un “Barco Dragón”, con una forma de remar más específica para la prevención y mejora del linfedema (complicación secundaria de una mastectomía), necesitan cumplir su objetivo más importante, el de adquirir dicha embarcación, inasumible en estos momentos por su precio, que se cifra en unos 5.700 euros, tan solo al alcance a través de contribuciones, subvenciones y ayudas, tanto públicas como privadas, además de tener que adquirir también el material deportivo necesario para la práctica y competición deportiva. Además, las aportaciones económicas ayudarían a cubrir el coste de sus sesiones de entrenamiento, estimado en unos 420 euros al mes.

 

DOSSIER ESTELAS ROSAS

¿CÓMO AYUDAR ECONÓMICAMENTE?

 
Contacto:
estelasrosas@gmail.com
Twitter y Facebook: @estalasrosas
 

Contestar