Categorizados | Voleibol

El Vóley Textil Santanderina visita al CV Melilla

Publicado el 2 de marzo de 2019

El equipo cabezonenense quiere romper su mala racha a domicilio.

 

Afrontando un desplazamiento a Melilla, el Vóley Textil Santanderina inicia el último mes de competición con ganas de confirmar en la tabla clasificatoria la que está siendo la temporada más ilusionante de su año en Superliga con la mejor clasificación posible.

Enfrente un rival complicado, el CV Melilla, que tras ser el anfitrión en la Copa del Rey necesita volver a vencer para garantizar su continuidad en la Superliga, porque un inicio complicado le ha penalizado en la clasificación y llegan a las últimas jornadas con la incertidumbre de ver cómo su renta aún no le deja tranquilo.

En el partido de la primera vuelta, emoción e igualdad en un partido que se resolvió en el tie break con remontada de los cabezonenses (3-2). El encuentro supuso el regreso de Juan Escalona a Cabezón de la Sal, tras recalar el colocador venezolano en el equipo norteafricano después de tres campañas en el equipo textil.

Para preparar este encuentro, el Vóley Textil Santanderina ha trabajado de manera concienzuda, conscientes de la importancia de sumar tres puntos en la visita al pabellón Javier Imbroda de Melilla, para así poder pelear por recuperar la sexta posición y, más allá de lo clasificatorio, para recuperar las buenas sensaciones lejos de su afición, en la que sin duda se ha convertido en la gran asignatura pendiente del equipo esta temporada, el rendimiento a domicilio.

Tras el intenso trabajo semanal, el equipo ha viajado en la mañana del viernes rumbo a Melilla, para poder instalarse con suficiente tiempo en el hotel y poder desarrollar un entrenamiento el mismo sábado, tratando de adaptarse a una pista complicada en la que hace dos temporadas se logró una gran victoria que tratarán de rememorar.

A las 18:00 horas del sábado 2 de marzo se ha programado el duelo entre CV Melilla y Vóley Textil Santanderina, con el que los cántabros buscarán romper la mala racha a domicilio y brindar a distancia una alegría a esa fiel afición que les sigue con ilusión y que quiere poder presumir de un triunfo textil en la lejanía.

Contestar