El Tropezón, Campeón de la Copa RFEF

Publicado el 12 de septiembre de 2018

Los taniegos se hicieron con el título derrotando 3-2 al Escobedo, en un emocionante partido que no se decidió hasta los últimos instantes de la prórroga.

 

TROPEZÓN: Rubén Lavín, Adrián, Rafa (Bustillo, 110), Chamorro, Álex Díaz, Luis Gómez, Víctor (Riki, 63), Luis González (Jorge, 63), Zarandona, Fresno y Miki.

 

ESCOBEDO: Rafa, Adrián, Germán, Nando (Víctor, 78), Izan, Berto (Soma, 90), Laro, Pepín, Bubu (Vitali, 54), Carlos y Dani.

 

Partido correspondiente a la final de la Copa RFEF en su fase regional, disputado en los Campos de Sport de El Sardinero.

Dirigió el encuentro el colegiado José Mª Zubillaga Serrano. Mostró tarjetas a amarillas a Adrián, Rafa y Fresno, por parte del Tropezón, y a Germán, Nando, Laro y Carlos, por parte del Escobedo.

 

GOLES:

0-1, min.93: Vitali

1-1, min.97: Miki

2-1, min.105: Riki

2-2, min.117: Izan

3-2, min.121: Miki

 

El Tropezón se proclamó Campeón de la Copa RFEF, tras derrotar por 3-2 en la final al Escobedo, en un emocionante partido que no se decidió hasta los últimos instantes de la prórroga.

El encuentro estuvo igualado, con dominio alterno, y con alguna ocasión más y más clara para el Trope.

Salió mejor al partido el equipo taniego, que dispuso de algo más de posesión en la primera mitad y de las escasas ocasiones generadas.

Nada más comenzar el partido, la zaga camarguesa no pudo cortar una internada por la izquierda, que acabó con un centro para el remate de Juan Fresno, que la defensa sacó a córner, en una buena ocasión.

Al cuarto de hora de partido, un pase de Rafa desde la izquierda no lograba controlarlo Fresno, solo ante Rafa.

Poco después, Miki se colaba por la izquierda, le daba el pase a Fresno y éste a Luis González, solo para empujarla, pero enviaba su remate al larguero en una gran ocasión de gol.

Rebasada la primera media hora llegó la jugada con más peligro del Escobedo en la primera mitad, con un remate de Bubu algo escorado que detuvo Rubén Lavín.

Se llegaba al intermedio sin goles, con dos claras ocasiones que no aprovechó el Trope para mandar en el marcador.

El Escobedo salió más ambiciosos al segundo periodo y fue el que llevó peligro en el tramo inicial, aunque sin crear grandes ocasiones.

En una segunda parte con más ritmo, cada equipo dispuso de una oportunidad para haber movido el marcador, más clara para el Trope.

Por parte taniega, Juan Fresno se internó por la izquierda y la cedió a Miki, que remató bien a portería, pero Rafa tocó lo justo arriba para enviar el cuero a saque de esquina.

Por parte camarguesa, un remate de Pepín a la salida de un córner lo atrapaba Rubén Lavín, llegándose sin goles al final del tiempo reglamentario.

Los equipos se fueron a la prórroga y en ella llegaron los cinco goles que decantaron el título.

En el minuto 93 Laro botaba una falta desde la derecha y Vitali se anticipaba en el primer palo para batir de cabeza al guardameta taniego.

Tan solo pasaron cuatro minutos hasta que volvió la igualdad al marcador, merced a un remate raso de Miki que se coló en la portería de Rafa.

Dispuso el cuadro de Geli de una gran ocasión en el 101′, con una falta desde la frontal ejecutada por Fresno, que tocó lo justo Rafa en una gran estirada, golpeando el balón en el poste y sacando el peligro la zaga camarguesa.

Poco antes de llegar al descanso de la prórroga, nada podía hacer Rafa ante un zapatazo de Miki con la zurda que significaba el 2-1.

Nada más comenzar el segundo tiempo de la prórroga, Fresno recibía un balón en largo a la espalda de la defensa, pero remataba alto ante Rafa.

A cinco del final, los de Pablo Casar reclamaron una pena máxima por un posible derribo de Zarandona a Vitali entro del área, que no apreció Zubillaga Serrano.

En el 117′, a tres para el final, Izan recibía un balón en profundidad algo escorado a la derecha y por bajo batía a Rubén Lavín en su salida, lesionándose el goleador y teniendo que jugar el Escobedo los últimos minutos con un hombre menos.

Y cuando parecía que los dos equipos se irían a la tanda de penaltis, ya en tiempo de prolongación de la prórroga, Miki Cantave recibía de Adrián Zorrilla y lograba batir a Rafa, logrando el Tropezón el primer título de la temporada como Campeón de la Copa RFEF, lo que le permite embolsarse los 3.000 euros de premio y el derecho a representar a Cantabria en la fase nacional del torneo.

Fotos: FCF.

Las FOTOS de Pedro Bolado:

 

Contestar