Categorizados | Atletismo, Destacados

“El Fin del Principio”

Publicado el 14 de junio de 2017

Atletismo Piélagos. Pasado, presente y futuro de un proyecto que aún no ha acabado.

 
Por JL Llorente.

 

 

Equipo de División de Honor 2017.

Equipo de División de Honor 2017.


 

El Piélagos pierde la categoría en Valladolid

y después de 10 años en División de Honor, desciende a Primera.

 
 

“El Fin del Principio”

 

 

Pasado, presente y futuro

de un proyecto que aún no ha acabado.

 

JL.Llorente | No, no estoy equivocado en el encabezamiento de esta noticia. No, no he errado en el intercambio de los dos adverbios del título. En el mismo momento de finalizar el octogonal que se disputaba en Valladolid y en el que concluía en el sexto lugar, en ese preciso instante se iniciaba el proceso de vuelta a la División de Honor del atletismo femenino español.

El pasado fin de semana el Piélagos, el equipo azulón, nuestro máximo exponente en el atletismo por equipos durante los últimos 10 años, abandonaba esa categoría y descendía a la Primera División. Las malas actuaciones en los dos cuadrangulares anteriores, además de otros muchos inconvenientes, principalmente llegados en modo de lesiones con 5 atletas “top” fuera de concurso, condenaban al equipo a la categoría inmediatamente inferior.

Primer cuadrangular de la presente temporada 2017 en Castellón.

Primer cuadrangular de la presente temporada 2017 en Castellón.

Es verdad, finalizaban diez años llenos de satisfacción, alegría y plenitud atlética, aunque no exentos de dificultades, trabas, falta de reconocimientos por parte de algunos estamentos, principalmente políticos, también por algunas personas incluso del mundo atlético, egoísta y envidioso, como hemos escrito en numerosas ocasiones, y también por algunos medios de comunicación, pero a pesar de todo ello, en Valladolid, junto a las lágrimas de pena por el descenso, existieron sonrisas a la vez que orgullo por el trabajo realizado y por lo conseguido en todo ese tiempo.

Mantener un equipo durante dos lustros compitiendo por toda España con equipos de grandes ciudades, avalados incluso por entidades futbolísticas, y con un enorme poder económico, supone muchos quebraderos de cabeza, grandes sumas de dinero y enormes esfuerzos logísticos y deportivos. Todas esas dificultades han sido superadas por los dos grandes valedores de este proyecto que se inició hace más de 15 años y que encabezaron y encabezan Fidel López y Santiago Velasco. Sin ellos, jamás, repito, jamás, se hubiese llegado más allá del primer año. Quizás algunos puedan dudar de esta afirmación tan rotunda, pero respaldaré esa posición con un ejemplo, entre las decenas de ellos que puedo contar. Santi y Fidel no son los únicos que han soportado sobre sus espaldas a este equipo, pero han sido los que más peso han tenido que mover, son los personajes más importantes de esta década de esplendor azul, los imprescindibles, los que han llegado a avalar, a respaldar el proyecto con su patrimonio. Los que han puesto encima de la mesa sus bienes personales sosteniendo con ello la solvencia y el futuro del proyecto en momentos muy duros, cuando fueron “abandonados” por entidades públicas y privadas e incluso por atletas. Suena duro, pero es la auténtica verdad.

Desde este medio de comunicación se quiere poner en valor lo que han representado para nuestra región y para el atletismo esos 10 años en la División de Honor. Se quiere agradecer, al igual que lo hacen muchos amantes de este duro y poco reconocido deporte, la posibilidad de ver en un equipo cántabro a lo mejor de nuestro atletismo femenino, así como a muchas otras grandes atletas españolas y extranjeras, formando parte de sus filas o viéndolas competir en otros equipos que se enfrentaban a nuestro combinado regional, teniendo la posibilidad de disfrutarlas incluso muy de cerca, como ocurrió en diversas ocasiones en los cuadrangulares que tuvieron lugar en las instalaciones de La Albericia en Santander.

Castel anunciador del cuadrangular en La Albericia en 2014.

Cartel anunciador del cuadrangular en La Albericia en 2014.

Para completar ese reconocimiento, y como he dicho con anterioridad, habría que nombrar a mucha gente, a personas de varios ámbitos de la región que acogieron con valentía y decisión la posibilidad de poder tener a un equipo de un pequeño municipio cántabro en lo más alto del panorama atlético nacional. Entrenadores, alcaldes, concejales de deportes, atletas y equipos, aportaron su granito de arena para impulsar una ilusión que con el tiempo se fue convirtiendo en realidad. También es cierto que hubo muchos de ellos que una vez colocada la primera piedra se desvincularon totalmente del proyecto por diversas y variadas razones, otros siguieron junto a él de una forma más tangencial, pero continuaron siendo muchos los que llegaron hasta el final.

Pero como digo, este artículo está escrito, principalmente, para que todos de los que os acercáis a estas líneas podáis valorar en todo su esplendor la década que ha transcurrido desde el año 2008 hasta el actual 2017, período en el que el atletismo femenino de nuestra región, representado por el Piélagos, estuvo en lo más alto, con los más grandes, sin olvidar además a la cantera con una base estable desde hace años de unos 200 atletas más jóvenes.

Vamos a hacer un poco de historia….

 

LA IDEA

 

Tenemos que retrotraernos al 2001. Ese año el At.Torrelavega desciende a Segunda División. Durante años el equipo de la capital del Besaya, gestionado por Manuel Saiz, actual presidente de la Federación Cántabra de Atletismo, fue el puntal del atletismo cántabro en competiciones de clubes. Tras un período enormemente productivo compitiendo por toda España, llega ese descenso y se abandonan las ligas. En el año 2002 el Piélagos gana el Campeonato de Cantabria de clubes. La base de ese primer germen de proyecto era el grupo de lanzadoras que dirigía Sandra Mazorra y las atletas canteranas que entrenaba Enrique Ruiz. Tras ese triunfo y ante la ausencia de clubes de la región en las ligas nacionales, Fidel López, responsable deportivo del Ayuntamiento de Piélagos, y por lo tanto también del atletismo, comienza a plantearse la posibilidad de formar un equipo con las máximas aspiraciones deportivas.

Para ello se reúne con varios entrenadores de Cantabria, tratando de formar un equipo de trabajo en el que cada uno fuera responsable de una parcela deportiva. Ramón Torralbo en saltos, Manuel Saiz Movellán en velocidad y vallas, Víctor Reinoso en el medio fondo y fondo y Sandra Mazorra, que ya pertenecía al club, en el sector de lanzamientos, fueron los elegidos.

El proyecto debía de sustentarse centralizando el proyecto en el Piélagos como equipo, de tal forma que si llegaban atletas de otros clubes o de otros entrenadores, fueran esos cuatro, principalmente, quienes los supervisasen y/o los entrenasen, en función del sector al que perteneciesen.

La idea va tomando forma, se avanza progresivamente, y en el año 2003 el Piélagos ya ocupa el 13º puesto por los estadillos (puntos en función de las marcas de los atletas), dentro de la Segunda División nacional. En el año 2004 alcanza el 9º lugar, pudiendo competir por el título y la posibilidad de ascenso a la Primera División en el año 2005. El encuentro tiene lugar en Burgos ocupando el 4º lugar, quedándose a las puertas del ascenso.

 

ASCENSO A PRIMERA DIVISION

 

En el año 2006 el Piélagos se desplaza hasta Haro para luchar por el título de la Segunda División. Se queda cerca de alcanzarlo, ocupando el segundo puesto, pero ascendiendo igualmente a la Primera División del atletismo nacional. El primer paso estaba dado.

Final 2ª División. Celebración en la ría del Ascenso a Primera.

Final 2ª División. Celebración en la ría del Ascenso a Primera.

Un proyecto de ese calibre no puede llevarse a cabo, sobre todo en un primer momento, con atletas exclusivamente propios, del equipo. Tiene que abastecerse de clubes filiales y los responsables del Piélagos lo sabían desde el inicio, de tal manera que el Villa de Cabezón, el Atlético Rolando, el Olimpia San Román y el Atlético Castro, fueron los suministradores principales de atletas para esos primeros encuentros, algunos compitiendo como filiales y otros fichados de los clubes colaboradores con la anuencia de atletas y entrenadores. Posteriormente y de manera progresiva se fueron incorporando atletas de más clubes: CA Torrelavega, Costa de Ajo, Cayón Helios Dica, Camargo Ría del Carmen, Atlético Colindres, Atletismo Selaya, Atlético Laredo y Astillero Guarnizo.

Gloria Gómez, Itziar Cuadrado, Ana Muriedas, Talania Buria, Beatriz Rubio, Iris y Coral Aja, Andrea Lecue, Celia Martínez, Águeda Fernández, Barbará Gómez, Valeria Adam, Adriana Cagigas, Ángela Ruiz, Noemí Cano, Alicia Abascal, Ana Zamora, María Pérez, Natalia Pardo, Marta Sánchez, Mónica Gómez, Laura Vecilla o Frida Martín, son algunas de esas atletas que estuvieron -varias de ellas siguen estando-, dentro de ese proyecto.

Sin duda en ese año 2006 hay que destacar un hecho que a la postre y durante la década gloriosa del Piélagos ha sido decisivo. Se incorpora al equipo como responsable de prensa Santiago Velasco. También lo hace como atleta del equipo masculino. Su labor de máximo exponente de la comunicación del club ha sido, y continúa siendo, soberbia, no en vano su máster en periodismo multimedia, su labor profesional durante dos años en un periódico regional y su licenciatura en Geografía por la Universidad de Cantabria, lo acreditan como una persona preparada para una tarea tan importante en un club de alto nivel, pero es sobre todo su valía profesional, su empatía con los atletas y su implicación personal, lo que ha hecho necesaria su presencia en un proyecto de largo aliento como ha sido y es el llevado a cabo por el Piélagos. Si a todo eso le sumamos que posteriormente Santi Velasco es nombrado delegado y responsable técnico, encargado de los fichajes, las alineaciones y logística del equipo, lo convierte en “imprescindible”.

 

LA LLEGADA A DIVISION DE HONOR

 

En la temporada 2006/07 el Piélagos solicita realizar el encuentro por el título de la Primera División en Santander. La Albericia acoge el cuadrangular entre el Medilast Sport de Lleida, el Ourense Academia Postal, el Tossal Silla de Alacant y el equipo anfitrión, el Piélagos Asefican.

Campeonato de España de primera división femenina-Orense atletiamo , Pielagos Asefican, Lerida y Tossal Silla Alicante-Equipo del Pielagos primer clasificado clebr´sndolo en la ria -atletismo- foto Roberto Ruiz-

Cto. de Primera División en La Albericia. Equipo del Pielagos, primer clasificado, celebrando el Ascenso a División de Honor. Roberto Ruiz.

El 10 de junio del año 2007 el Piélagos gana ese encuentro y asciende a la División de Honor. Alcanza la máxima categoría del atletismo femenino de nuestro país. Fidel López, Santiago Velasco, esos entrenadores primigenios en el origen del proyecto, y muchos otros, un ayuntamiento como el de Piélagos implicado en el deporte y respaldando una ilusión y un enorme trabajo con un importante aporte económico, una empresa como Asefican y un equipo de atletas conformado por: Ariadna Alonso, María Pérez, Andrea Lecue, Ana Muriedas, Laura Martín, Natalia Pardo, Paula González Berodia, Gloria Gómez, Sonia Antolín, Carmen Cacho, Rosa María Teresí, Talania Buria, Sandra Ortiz, Sara de los Ríos, Beatriz Carcedo, Mireia Izaguirre, Miriam Morell, Rocío Soria, Consuelo Fernández Calvo, Sabina Sánchez, Laura Polo, Ana Sánchez, Andrea Corrales, Sandra Ortiz, Sara Muñoz, Ana Rodríguez, Elena Gutiérrez, Iris Aja, Lucia Sierra, Eva Falagán, Alicia Sierra y Marta Cotero, que tomaron parte en ese encuentro histórico para la región y para el Piélagos, y otras muchas que con anterioridad también pusieron su granito de arena, alcanzaron la gloria deportiva.

En la temporada 2007/08, primer año en División de Honor, la llegada a la cumbre desata los egoísmos propios del deporte. Seguramente el ansia de aportar lo que cada uno creía mejor, una euforia desmedida por lo conseguido tras muchos años de trabajo y probablemente una definición poco clara de las responsabilidades de cada uno dentro del organigrama deportivo, hizo que existiesen algunas discrepancias en ciertos aspectos entre los componentes del equipo. Se buscaba, seguramente también, el beneficio del club, pero olvidando en ciertos momentos una idea de conjunto, de equipo, alejándose de las bases que dieron origen al proyecto. Tras conseguir la salvación en Orense se analizan los errores y aciertos cometidos y se da un nuevo enfoque a la estructura del conjunto azul. A partir de esa temporada, Fidel López como responsable máximo y Santiago Velasco como responsable técnico, junto al resto de sus atribuciones en el equipo, toman las riendas directas de todas las parcelas del club.

Con un apoyo total por parte del ayuntamiento de Piélagos, que año a año se iba sosteniendo, incluso incrementando en el tiempo, fuese cual fuese el color del partido político que gobernase en el consistorio (aunque en esa primera época era el Partido Popular quien encabeza esa dirección local, la llegada del PSOE-PRC al poder no ha detenido ese respaldo), y con la inyección económica que también proporcionaban entidades privadas, aunque los pagos no llegaban siempre en los tiempos pactados, el equipo fue creciendo y vivió sus mejores años.

2009

Equipo de División de Honor en 2009.

En el año 2009 el club se salva en la lucha por la permanencia en un encuentro también celebrado en Santander. Ocupa la 13ª posición.

En el 2010 el equipo se consolida en la División de Honor ocupando el 10º lugar. Además, participa por primera vez en la Copa de la Reina siendo 5º en Valencia.

Equiipo de División de Honor 2011.

Equipo de División de Honor 2011.

En el 2011 es 10º tras el segundo encuentro que tuvo lugar en Oviedo y vuelve a ser 5º en la Copa de la Reina.

En 2012, el Piélagos da un paso más y se mete en la lucha por el título en el octogonal de Castellón finalizando en 7º posición, y junto con el 6º lugar en la Copa de la Reina, quizás haya sido la mejor temporada del equipo, aunque el año siguiente alcanzaría su mejor posición en la liga.

 

LA GLORIA ENTRE LOS MEJORES

 

En el año 2013, en la lucha por el título en Zaragoza, el equipo consigue el 5º lugar. Veamos los equipos que tomaron parte en ese octogonal para apreciar la importancia de lo conseguido por el equipo azul. Valencia Terra i Mar, At.San Sebastián, FC Barcelona, Playas de Castellón, AD Marathon (Madrid), SimplyScorpio 71 (Zaragoza), AA Catalunya (Barcelona) y Piélagos Inelecma. Poco más que añadir.

Ese año el equipo presenta la mejor plantilla de siempre, sin duda necesaria para haber alcanzado ese puesto y enfrentarse a esos monstruos deportivos y económicos del atletismo nacional.

Equipo de División de Honor 2013.

Equipo de División de Honor 2013.

En ese encuentro final, a una atleta por prueba, la formación cántabra fue la siguiente: María José Salmerón, Sara Uceda, Leyre Martín, Adriana Cagigas, Marta Tigabea, Paula González Berodia, Raquel Landín, Virginia Villar, Maryia Roshchyn, Noelia Ruiz, Jésica Soto, Ruth Beitia, Osasere Eghosa, Norbi Grau, Elena Gutiérrez, Saioa Mata, Yaiza Valdés, Alicia Casado, Virginia Villar y Gloria Gómez.

Completaban la plantilla esa temporada: Irene Pelayo, Elena Moreno, Celia Martínez, Bárbara Gómez, Beatriz Rubio, Inés García, Águeda Fernández, Nuria Setién, Esther Gutiérrez, Rocío Soria, Coral Aja , Elisa del Estal, Zulema Ortiz, Itziar del Mazo, Raquel Pérez, Saioa Mata, Paula Martínez e Isabel Pérez.

Un auténtico equipazo.

 

El DINERO

 

El Piélagos estaba en la parte noble del atletismo español. Sin duda, llegar a la élite de cualquier deporte tiene un enorme peaje para los equipos más humildes, y el atletismo no es ajeno a esos costes, principalmente económicos, aunque también de confección de plantilla y de mantenimiento de la misma. Ese quebradero de cabeza era conocido por los responsables del equipo y lo han sufrido en sus carnes, incluso de una forma más directa de lo que hubiesen deseado, pero más que por el enorme esfuerzo económico que supone formalizar esa estructura, lo ha sido por otras dos razones distintas: la primera por la gestión de los atletas y tratar de que se implicasen en el equipo, y la segunda por las promesas incumplidas y retrasos en los pagos de patrocinadores y entidades oficiales que se habían comprometido, incluso con acuerdos firmados, a llevarlos a cabo en tiempo y hora. Recordemos que por el Piélagos han pasado o siguen estando atletas tan importantes como Ruth Beitia, Zulema Fuentes-Pila, Paula González Berodia, Elena Moreno, Irene Pelayo, Margarita Fuentes-Pila, Elena Gutiérrez o Nuria Lugueros, por nombrar algunas de las más destacadas.

Zulema, Irene, Elena, Marta y Paula, calentando antes de un cuadrangular en 2012.

Zulema, Irene, Elena, Marta y Paula, calentando antes de un cuadrangular en 2012.

Hablemos de dinero. Mantener una estructura de ese nivel supone una inversión importante. Es verdad que el Club siempre ha tenido y ha querido abastecerse lo más ampliamente posible de atletas de la región, bien procedentes de equipos filiales, bien como pertenecientes a su plantilla. No siempre ha sido posible, en algunos casos por falta de nivel deportivo de las atletas, en otros por las fichas importantes que cobraban algunas de ellas o también por la falta de interés de otras. En Cantabria, y no solamente el Piélagos, se ha pagado muy bien a nuestros atletas. En muchos casos con lo que cobraba un atleta cántabro en un club de la región, se podían fichar a 2 atletas nacionales de similar nivel. No siempre lo de casa era lo más rentable, y aprovechándose de lo que algunos llaman “nacional aldeanismo” se ha querido chantajear a los equipos de nuestra región por parte de algunos atletas, representantes y entrenadores. Muchos si merecían lo que pedían, otros no.

Si a las fichas de los atletas importantes, sumamos los gastos de gestión de fichas del resto del club, incentivos por resultados (marcas o puestos), desplazamientos, equipación, hospedajes, comidas, dietas por desplazamientos de atletas de fuera de la región, gastos de serigrafía si hay cambio de patrocinador, etc, el presupuesto de un equipo de la División de Honor se va por encima de los 100.000 euros. Muchos superan ampliamente ese presupuesto. Quizás, en alguna ocasión, el Piélagos también haya estado sobrepasando esa cantidad de dinero.

Sonia Saiz y Paula González en un 1.500 de la Liga DH en 2010.

Sonia Saiz y Paula González en un 1.500 de la Liga DH en 2010.

Un ejemplo que nos coloca en perspectiva los presupuestos que puede manejar un equipo que participa en la División de Honor, sería el de un gasto medio de un encuentro. Recordemos que se llevan a cabo 3 cada temporada, al que hay que añadir el encuentro de la Copa de la Reina cuando se disputa. Ese desembolso supone para el club entre 4.000 y 6.000 euros por encuentro, en función de muchas variables: si hay pernoctación o no, distancia de la ciudad sede del encuentro de la ciudad origen del club, etc.

Si a la dificultad de aunar esfuerzos económicos se unen la falta de pagos por parte de las empresas patrocinadoras y se disminuyen, además, drásticamente las ayudas gubernamentales, se desencadena una serie de circunstancias tan graves que, como le ocurrió al Piélagos, están a punto de costar la desaparición de un club.

Durante ese año 2013 y posteriores temporadas, la empresa Inelecma, tras firmar con el equipo un convenio de patrocinio, dejó sin efectuar un pago de 100.000 euros, y después de pleitear en los juzgados y conseguir que al menos se reconociese una deuda de 60.000 euros, la empresa Inelecma entró en concurso de acreedores liquidando posteriormente la empresa y dejando ese cargo en las “espaldas” del equipo, que a día de hoy no ha cobrado ni un solo euro de lo estimado en la sentencia judicial. No hay que olvidarse de Gestagua, otra de las empresas que patrocinó al club y que aún debe algo de dinero al Equipo, desde hace bastante tiempo, en torno a los 12.000 euros.

Equipo de División de Honor 2014.

Equipo de División de Honor 2014.

Ese 2013 supuso un antes y un después en el presupuesto del club, no por mala gestión, sino por incumplimientos y retrasos en los pagos prometidos a los gestores del equipo. A pesar de todo ello se consigue mantener al Piélagos no sólo activo, sino en la División de Honor, y en el siguiente año 2014 todavía vuelven a luchar por el título alcanzando un 7º puesto, incluso reponiéndose en el 2015, volviendo a alcanzar el 6º lugar en la Copa de la Reina y permaneciendo en la División de Honor, en esta ocasión ocupando la undécima posición, tras luchar por la permanencia.

Equipo de División de Honor 2015.

Equipo de División de Honor 2015.

 

EL COMPROMISO

 

Todo ello se consiguió con un notable descenso del nivel deportivo del Club, que perdió a muchas de sus mejores atletas y con un coste en lo personal y en lo material enorme para los responsables del equipo, que asumieron en primera persona el fariseísmo de los que tiempo antes les habían prometido apoyo económico. Santiago Velasco y Fidel López avalaron préstamos y asumieron incluso de su bolsillo los compromisos adquiridos con atletas, agencias de viaje, hoteles y demás proveedores.

Junto a ese grave incidente, que como digo estuvo a punto de conllevar la desaparición del club, la disminución de las ayudas económicas por parte del Gobierno de Cantabria ayudaban poco a progresar y poder salir de ese enorme bache. En el 2016, por ejemplo, el Gobierno Regional pasó de los 32.000 euros de ayuda a los 16.000, un 50% de reducción, todo ello apoyado en un baremo mediante el cual los responsables de la Consejería de Deportes no conceden la máxima puntuación a un equipo que milita en la máxima categoría atlética.

2014. La Albericia. El relevos 4×400 (Celia Martínez, Adriana Cagigas, Leyre Martín y Paula Martínez), batía el récord de Cantabria (3.52.36).

2014. La Albericia. El relevos 4×400 (Celia Martínez, Adriana Cagigas, Leyre Martín y Paula Martínez), batía el récord de Cantabria.

Todos esos inconvenientes no han amedrentado a los máximos impulsores de un proyecto que se ha mantenido en el tiempo durante los últimos 15 años, diez de ellos en División de Honor, y todavía hoy me sigo sorprendiendo y admiro su decisión, empeño y fuerza de voluntad.

Poco a poco, tanto el equipo como Fidel y Santi se van recuperando de los palos recibidos, de las puñaladas que les han asestado gente incluso muy cercana a ellos, con el apoyo inquebrantable del Ayuntamiento de Piélagos, antes con el PP ahora con el PSOE-PRC, con la fidelidad de muchos atletas, con la cercanía de clubes como el Cayón Helios Dica, el Camargo Ría del Carmen, el Costa de Ajo, el Atlético Laredo-Camping Laredo y el At.Colindres, con el aval de un currículo fabuloso: 16 campeonatos de Cantabria de Clubes consecutivos desde el año 2002 hasta el 2017, con 10 temporadas en División de Honor, de 2007/08 a 2016/17), con 4 participaciones en la Copa de la Reina, con 1 participación en el Cto. Nacional Cadete de Clubes, además de numerosos triunfos y campeonatos de España en otras especialidades, como el campo a través, con la satisfacción de un trabajo bien hecho, con errores sin duda, pero noble, sincero y respetuoso, como así lo han reconocido las decenas de atletas que han pasado por ese club. En eso basan su fuerza para seguir adelante.

EL FUTURO

 

Con todo ese lastre acumulado que han de ir soltando poco a poco, y a pesar de los numerosos recortes que se prevén para este año 2017 por parte del Gobierno de Cantabria, donde el atletismo no es considerado un deporte de equipo, el proyecto sigue adelante. Efectivamente, el atletismo, en el sentido más estricto de la palabra y del propio deporte, no es una actividad de equipo, pero establecer ese criterio en un Campeonato por Clubes o en una Liga de Equipos, parece ridículo. Resulta muy torpe llegar a esa conclusión, pero así se refleja en la orden de subvención hecha efectiva por el Gobierno Regional y donde en su artículo 4º (ver completo) se puede leer lo siguiente:

“Se valorarán preferentemente los deportes o modalidades olímpicas sobre las no olímpicas, los deportes de equipo sobre los de participación individual, y las ligas de ámbito estatal con más de dos divisiones sobre las de dos divisiones o menos. A los efectos de esta Orden se entenderá por deportes de participación individual aquellos en los que se compite de forma alternativa y en los que compiten de forma simultánea hasta 4 deportistas y por deportes de participación colectiva aquellos en los que compiten 5 ó más deportistas de forma simultánea”.

A pesar de esa discriminación llevada a cabo por parte del Gobierno Regional contra el atletismo de “equipo” que sufre el Piélagos, así como el resto de clubes atléticos cántabros con aspiraciones de alcanzar cotas en categorías superiores; Cayón Helios Dica, At.Torrelavega, Villa de Cabezón o Reinosa Running, incluso con esa enorme traba económica el equipo del municipio de Piélagos inicia un camino con paso firme, tranquilo y constante, para alcanzar, de nuevo, la máxima categoría del atletismo español.

Alguien dijo que para cambiar algo, para conseguir algo, se necesita usar el lenguaje adecuado, responsabilidad, tener capacidad y habilidad de respuesta, motivación por el logro y autocompetencia. Santiago Velasco y Fidel López dominan ese juego. Lo volverán a lograr.

JL.Llorente.

Contestar