Categorizados | Balonmano, Destacados

Tags |

DS BLENDIO SINFÍN 27 – ÁNGEL XIMÉNEZ AVIA PUENTE GENIL 29

Publicado el 15 de septiembre de 2018

Un arreón comandado por el eléctrico Ander Torriko en los últimos diez minutos fue insuficiente para rescatar alguno de los puntos en juego.

 

 

 

DS BLENDIO SINFÍN: Villamarín (p), Diego 2, Postigo 3, Sola, Silva 6, Valles 3 (1p), Dimitrievski 2, siete inicial; Salvarrey (p), Ibáñez (p), Pla, Torriko 4, Lon 1, Valverde 1, Ángel Iglesias 5.

ÁNGEL XIMÉNEZ AVIA PUENTE GENIL: De Hita (p), Monteiro 8 (2p), Cuenca 1, Castro 4 (1p), Rudovic 4, Vázquez 3, Almeida 3, siete inicial; Jesús Jiménez (p), Costa 1, David Jiménez 4, Amorim, Moyano 1, Chaparro.

 

Parciales:

3-3, 5-5, 6-8, 7-10, 9-12, 11-14 Descanso.

14-15, 15-18, 17-22, 20-24, 24-26, 27-29 Final.

Pabellón Municipal de La Albericia: 800 espectadores.

Árbitros: Iniesta Castillo y Muro San José (Federación valenciana y madrileña). Excluyeron a Dimitrievski en dos ocasiones por el DS Blendio Sinfín, y a Almeida en dos ocasiones, y a Chaparro y Vázquez, por el Ángel Ximénez.

 

Ander Torriko. Fotos: Luis A. Trapero.

 

Un ultimo arreón comandado por el eléctrico Ander Torriko en los últimos diez minutos fue insuficiente para rescatar alguno de los puntos en juego, después de un mal partido en el que quedaron patentes las carencias en un lateral izquierdo que es muy inferior ofensiva y defensivamente a la pareja que terminó la temporada anterior, Kasumovic y Calderón.

 

Elías Fernández | El conjunto santanderino hacia su debut en La Albericia ante un rival comandado por un viejo conocido de la afición cántabra, Julián Ruiz, al que ya venció por la mínima esta pretemporada.

Tras un inicio en el que ambos equipos estaban más inspirados en funciones ofensivas que defensivas, fue el conjunto andaluz el primero en ponerse las pilas en defensa, con un 6-0 que comandaban en el centro Rudovic y Almeida, que empezaban a crear dudas en los ataques de un espeso local que veía como entre el extremo portugués Monteiro y el lateral izquierdo montenegrino Rudovic le hacían un autentico estropicio a un 6-0 defensivo carente de la agresividad y dureza que exige esta categoría, anotando entre ambos los ocho primeros goles de su equipo, para poner la primera ventaja importante en el electrónico con el 5-8 llegados al minuto catorce.

Por el DS Blendio, la única amenaza era Jorge Silva, que vista la incapacidad de Dimitrievski para aportar peligro desde el lateral izquierdo con lanzamientos desde nueve metros, se tenía que multiplicar y jugarse algún que otro lanzamiento forzado que se acababan transformando en rápidas contras transformadas por Monteiro, que antes de llegarse al ecuador del primer tiempo ya llevaba anotados cinco goles.

Tal era la incapacidad de crear peligro desde el lateral izquierdo, que Reñones tuvo que quitar a Dimitrievski para apostar por la verticalidad de Ander Torriko, buscando desequilibrar con su velocidad a un sólido 6-0 defensivo andaluz, algo que no consiguió en esta primera parte.

Un gol de Vázquez situaba la máxima ventaja para el conjunto de Julián Ruiz llegados al minuto 23 con el 8-12 que reflejaba el luminoso, aunque unos buenos minutos de Salvarrey, que sustituyo a un desdibujado Villamarín, ayudaron a recortar la desventaja, para llegar al intermedio con un preocupante 11-14.

El conjunto cántabro pareció salir con nuevos bríos del vestuario, y con un Salvarrey que puso el candado en su portería, en menos de cinco minutos habían dejado la desventaja en la mínima expresión tras el gol de Silva que colocaba el 14-15, en unos minutos en los que al Ángel Ximénez le costaba ver puerta.

Fue con un gol con bastante fortuna de Rudovic, cuyo lanzamiento desde nueve metros tocó en el brazo de un defensor para desviar la trayectoria y despistar a Salvarrey, con el que despertó el conjunto de Julián Ruiz, que empezó a poner la directa para ir echando tierra de por medio en el marcador hasta alcanzar una máxima ventaja que llegó al 16-22 tras gol de Monteiro a la contra en inferioridad numérica, poco antes de llegarse al ecuador de esta segunda mitad.

El partido parecía visto para sentencia, vista la incapacidad para asustar con lanzamientos desde nueve metros, pero apareció el acierto de Postigo y Ángel Iglesias desde el extremo, que junto a un gol en seis metros de Lon, y tres goles consecutivos en vertiginosas penetraciones del eléctrico Ander Torriko, volvían a meter en el partido al conjunto de Reñones, situando el 22-24 a ocho minutos para el final.

Ibáñez, que había entrado en sustitución de Salvarrey en portería, cuajó unos buenos minutos, que ayudaron a que la desventaja continuase disminuyendo, pero una exclusión de Dimitrievski cuando el ataque del conjunto andaluz rozaba el pasivo, dio un respiro a los pupilos de Julián Ruiz, ya que pese a que Ángel Iglesias situaba el 27-28 a veinticinco segundos para el final, un tiempo muerto del míster visitante para preparar la jugada terminó con el gol desde el extremo de Costa, que situaba el definitivo 27-29 final.

Preocupante es la aportación en estos dos primeros partidos del lateral izquierdo Dimitrievski, que empeora y con mucho, tanto ofensiva como defensivamente, a la pareja que terminó la temporada pasada en División de Honor Plata, ya que ni tiene el arrojo y el pundonor de Calderón, ni el lanzamiento de Kasumovic, por lo que parece que el equipo va a cojear en esta demarcación.

Contestar