Categorizados | Voleibol

CV TORRELAVEGA 3 – CAEP SORIA 1

Publicado el 19 de enero de 2019

Las torrelaveguenses alcanzan el liderato tras una nueva victoria en La Habana Vieja.

 

CV TORRELAVEGA: M. Segovia (17), C. Fernández (10), A. Vergara (14), A. Sánchez (12), N. Neila (17), L. Díaz (1) -equipo inicial-, A. Salazar (líbero).

La máxima anotadora del partido fue la jugadora del CAEPO Soria Camino Caro con 21 puntos.

 

25-17 | 25-14 | 20-25 | 25-19

 

En casi hora y media de partido, correspondiente a la décima quinta jornada de la S2F, el CV Torrelavega ha cosechado una nueva victoria en casa, la séptima y donde permanece invicto, ante un CAEP Soria que salvo algunos momentos puntuales no puso en serio peligro la victoria local. Con este valioso triunfo y la derrota del Extremadura Arroyo, hasta ahora líder, ante Zalaeta en La Coruña, aúpa al equipo de Rubén Piquet al liderato en solitario.

El equipo torrelaveguense ha convertido La Habana Vieja en un auténtico fortín, y esta vez el equipo soriano tampoco ha logrado romper la racha de victorias de las de Rubén Piquet. El primer set fue de total dominio local ante un equipo soriano con muy buenas maneras, pero endeble en recepción, posibilitando así buenas opciones de armar un ataque efectivo a las cántabras, cuyos porcentajes de efectividad casi doblan en esta primera manga a los de del equipo de Pascual Saurín, que lo intentó todo con tal de recortar las diferencias en el marcador, aunque no pudo evitar caer derrotado por un contundente 25-17.

El siguiente set fue casi un calco del primero, con un Torrelavega muy efectivo en todas las líneas y un Soria que era incapaz de poner nervioso a las de Piquet, que firmaron un 25-14 y con ello un incontestable 2-0 a su favor.

En el comienzo del tercer set, Torrelavega perdió el saque a las primeras de cambio y con un 1-6 en el marcador Piquet se vio obligado a poner orden en sus filas solicitando un tiempo muerto; la diferencia parecía asumible, pero su equipo, excesivamente relajado, no encontró el camino para atajar la distancia inicial, la cual no varió sustancialmente en lo que restó de set, que finalizó con un 20-25 para el equipo visitante.

Parecía que el partido se le podía complicar al anfitrión, pero una salida en tromba de éste puso un 8-2 en el luminoso, diferencia que aumentó con un 16-8 rebasado ya el ecuador de esta cuarta manga. Torrelavega tomó así de nuevo las riendas del encuentro y esta vez no se dejó sorprender, si bien el rival consiguió recortar la diferencia. Pero las de Piquet amarraron el partido con una gran defensa que hacía imposibles los intentos sorianos por romper el muro cántabro, mientras que con el saque las de Torrelavega machacaron una y otra vez el campo soriano.

Contestar