Categorizados | Balonmano

Tags |

Con todo por pelear en 2020

Publicado el 23 de diciembre de 2019

El Liberbank Cantabria Sinfín despide el año fuera de los puestos de descenso y clasificado en Copa del Rey.

 

Fotos: Luis A. Trapero.

 

El Liberbank Cantabria Sinfín despide el año fuera de los puestos de descenso y con la clasificación copera en el bolsillo, dos de los objetivos fijados antes de comenzar la presente temporada. Buenas marcas de un conjunto santanderino que luchará por todo en 2020 y que dependerá de sí mismo para mejorar las cifras de anteriores campañas en la élite.

Finalizada la primera vuelta de la Liga ASOBAL, los pupilos de Rodrigo Reñones acumulan 11 puntos en su casillero, lo que les han llevado a ocupar la undécima posición antes del parón navideño. Si bien el mes de diciembre, lo más cercano en la memoria, no ha terminado de dejar un buen sabor de boca, el balance general es positivo. A cuatro puntos del descenso, con las dos competiciones a las que optaban aún vivas en el calendario y con opciones de pelear por mejorar marcas. Así retomará el Sinfín sus compromisos el próximo mes de enero, una vez concluya su particular pretemporada de invierno mientras dure la disputa del Europeo 2020.

El 2019 queda atrás con aspectos por mejorar y otros que celebrar. La comunión entre equipo y afición cada vez alienta más a los cántabros, quienes se hacen grandes en casa ante rivales de cualquier potencial y entidad. Es en cancha propia donde suman una mayor cantidad de triunfos, con hasta ocho puntos de los once que cuentan en su haber.

Ganar lejos de La Albericia, en cambio, es uno de sus puntos flacos, con tan solo tres puntos cosechados en los compromisos en los que ejerció como visitante. Conocedores de la dificultad que entraña vencer en pista ajena y aunque en varios de los compromisos haya salido cruz, los de Reñones no se han achantado y han sacado las garras ante adversarios de gran nivel. Prueba de ello es la meritoria victoria en El Sargal del potente Liberbank Cuenca, donde los santanderinos pelearon de tú a tú contra una plantilla de entidad europea.

En el apartado individual, el Liberbank Cantabria Sinfín ha logrado colar a dos de sus hombres entre los máximos artífices de la competición doméstica. Sus dos principales pilares ofensivos, Nacho Valles y Ander Torriko no han perdido fuelle en los quince partidos que se han celebrado hasta la fecha y siguen anclados al Top 10 de anotadores, con 73 dianas el madrileño y 71 el vasco. que los sitúan séptimo y décimo en la tabla de goleadores, respectivamente.

Al margen de la Liga ASOBAL, los cántabros tampoco han querido renunciar a la Copa del Rey, competición con la que han despedido el 2019 y con la que comenzarán el 2020. El torneo del KO estrenará el año la última semana de enero, antes de dar paso a la siguiente fase del calendario liguero, con una cuarta eliminatoria aún por definir y en la que se jugará el pase a la Final a 8.

A esta cuarta ronda han llegado los de Reñones tras superar al Vestas BM Alarcos Ciudad Real en la segunda eliminatoria, en la que debutaron los santanderinos al librarse de la primera, reservada en exclusiva para equipos de la División de Honor Plata. La victoria en tierras manchegas en el mes de octubre otorgó el derecho a estar en la siguiente ronda, ya a doble partido, y que recientemente superó el Liberbank Cantabria Sinfín al ganar con solvencia al Quabit Guadalajara en la vuelta disputada hace apenas unos días en La Albericia.

Las sensaciones para el nuevo año son buenas y hacen creer en un equipo que luchará por todo en la segunda mitad de la competición. El Liberbank Cantabria Sinfín lleva el gen guerrero en el ADN. Lo ha demostrado en cada partido ante cada rival y, con toda seguridad, volverá a hacerlo a partir de enero para hacer disfrutar a su hinchada de un futuro prometedor.

Contestar