Categorizados | Baloncesto

Tags |

CÍRCULO GIJÓN BALONCESTO 88 – IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA 78

Publicado el 10 de noviembre de 2019

Un pobre tercer cuarto sacó del encuentro al conjunto santanderino.

 

CÍRCULO GIJÓN BALONCESTO (88): Ismael Hawal (0), Ángel Moro (3), Eduardo Lara (0), Jamal Andrew (15), Javier Menéndez (13), Gregorio Adon (20), Carlos Poyatos (6), Jaime Llano (0), Joaquín Portugués (5), Robert Ukawube (8), Henrik Jädersten (2), Makuei Puonda (16).

IGUALATORIO CANTABRIA ESTELA (78): Javi Lucas (6), Dani Bordignon (3), Álvaro Sanz (14), Álvaro Palazuelos (8), Harol Cazorla (13), Juampi Sutina (0), Diego Ibarlucea (-), Mikel Sanz (7), Abdou N’Doye (7), Carlos Toledo (11), Kenan Karahodzic (7), Taevaunn Prince (2).

9ª Jornada. LEB Plata.

Pabellón de Deportes Presidente Adolfo Suárez (Gijón).

 

24-25 | 18-22 | 25-9 | 21-22

 

Foto: Hugo Gómez.

A diferencia de los últimos encuentros, en el primer cuarto Igualatorio Cantabria Estela fundamentó su juego en la producción de puntos en la pintura. Y a tenor de lo sucedido en el global del cuarto, resultó, ya que finalizó 24-25 en el marcador.

Dos triples aislados de Carlos Toledo, uno de los destacados del cuarto con 8 tantos, fue todo lo que el equipo anotó desde 6,75 metros en los primeros diez de juego.

Fue un cuarto atípico, ya que los líderes del equipo tuvieron un papel más discreto de lo habitual, tomando el mando del partido el propio Toledo, acompañado de Mikel Sanz, que nada más salir a la pista robó un balón y anotó un mate. Jugada que posteriormente realizó Javi Lucas en idénticas circunstancias.

Círculo Gijón Baloncesto se sostuvo en el partido gracias a la capacidad productiva de Puonda, que anotó 10 de los 24 de su equipo. No fue un cuarto especialmente destacado de ninguno de los dos equipos, puesto que se produjeron hasta 8 cambios de ventaja, y la máxima diferencia no superó los 4 puntos.

En el segundo acto los santanderinos comenzaron con más concentración que su rival y, sobre todo, más intensidad defensiva. Esto llevó a coger una ventaja de 7 puntos (26-33) gracias al trabajo anotador en la zona.

Gijón no fue capaz de anotar nada más que una canasta en juego hasta el minuto 6 de cuarto, donde David Mangas paró el encuentro, ya que el equipo se atascó en ataque en el punto 35. Se dejó de anotar con fluidez, y gracias al elevado número de faltas que cometió el Estela (en bonus desde el minuto 4 del cuarto), Círculo Gijón fue recortando la ventaja.

Hasta tal punto, que en el minuto 7 del mismo cuarto quedó prácticamente neutralizada a merced de un parcial de 7-0 que dejó el luminoso en 34-35 a favor del. Muchos minutos sin anotar, que rompió Abdoulaye N’Doye a pase-tiro de Carlos Toledo (34-37).

No fue un cuarto bonito, no nos vamos a engañar. De hecho, tras falta antideportiva de los estelistas, Círculo Gijón se puso por delante en el marcador con un mate que levantó al respetable del Palacio de Deportes de Gijón. Partido nuevo con el 38-37.

Álvaro Sanz en primera instancia y posteriormente Carlos Toledo (único triplista del encuentro hasta el momento) devolvieron el +4 en el marcador para los de David Mangas. Y Nacho Galán paró el encuentro. Final del segundo cuarto con 42-47 en el marcador, gracias a un Álvaro Sanz estelar (13 puntos hasta el minuto 20).

En la reanudación, Estela dejó de jugar a lo que sabe. De hecho, los primeros puntos del equipo cayeron en el minuto 4, con un triple que ponía a los estelistas 3 arriba. Pero minutos después, un parcial de 12-0 en contra dejó a los estelistas ocho tantos abajo.

Sólo 6 puntos anotados en el cuarto, con el hándicap en contra de que el conjunto de Santander estuvo en bonus desde el minuto 2:30 del cuarto. Situación similar al segundo.

Finalmente, 18-3 de parcial. 25-9 en el cuarto. Un bagaje pobre que sacó del encuentro al conjunto visitante y que le dejó muy tocado para afrontar los últimos diez minutos.

En el último periodo, Igualatorio Cantabria Estela consiguió acercarse a tres puntos, pero el esfuerzo no fue suficiente para conseguir el triunfo final, que se quedó en Gijón.

Contestar