Categorizados | Baloncesto

Tags |

CB SOLARES 85 – EASO LOQUILLO 67

Publicado el 10 de febrero de 2019

Tercera victoria de los Medio Cudeyo para soñar con la permanencia.

 

CB SOLARES: Saúl Alonso (7), Borja Anillo, Sergio García (7), Javi Carral (3), Carlos Sepúlveda (16), José Bolívar, Richard Freeman (29), James Pegues (12), Patricio Cobo (4), César Saiz Bustamante (2), Gio Contreras (5).

EASO LOQUILLO: Ion Odriozola (8), Javier Castaño, Urko González (5), Gonzalo Alvite (3), Aitor Anabitarte (2), Iker Arrieta (10), Pablo Huici (5), Álex Karatzas (10), Íñigo Sarasola (12), Aritz Ibarloza (7), Martín Dorronsoro (5).

 

Foto: twitter @easo_sbt

El CB Solares se engancha a la lucha por la permanencia al sumar su tercer triunfo consecutivo en el Mies del Corro ante el Easo Loquillo por un claro 85-67. El acierto de Richard Freeman y de Carlos Sepúlveda en la segunda parte resultó clave para que los hombres de Ángel Abascal sacasen adelante un partido ante un rival que fue superior en los primeros veinte minutos de juego.

Los de Medio Cudeyo consiguieron salvar el basket average ante un rival directo en la lucha por la salvación.

No arrancó bien el partido para los cántabros, desafortunados en ataque, fallando canastas fáciles debajo del aro, sin buena circulación ni buena selección de tiro. Además, sin la solidez defensiva mostrada en los anteriores partidos. Estas circunstancias permitían a Easo Loquillo anotar fácilmente en transición prácticamente sin oposición debido al mal balance defensivo cántabro. Finalmente, los de Medio Cudeyo consiguieron solventar el mal trago y consiguieron finalizar los primeros diez minutos con tan solo un punto de desventaja.

En el segundo cuarto, el encuentro mantuvo la misma dinámica. La presión de los cántabros no surtía el efecto deseado y los donostiarras lo aprovechaban para conseguir una renta de siete puntos. Sin embargo, los hombres de Ángel Abascal consiguieron rehacerse gracias a la inspiración individual de Carlos Sepúlveda y con seis puntos prácticamente consecutivos devolvía a los locales al partido.

El paso por los vestuarios, a diferencia de otros partidos, sirvió para que el Solares consiguiese dar un paso adelante y ponerse por encima en el marcador por primera vez en todo el partido gracias al acierto del joven Saúl Alonso. La defensa, más conservadora en esta ocasión, frenó en seco a un Easo al que se le atragantó el juego en estático.

Con una renta de dos puntos para los cántabros tras dos tiros libres anotados por Gonzalo Alvite con el cronómetro a cero, concluyó el tercer periodo.

En el último y definitivo cuarto, el Solares, liderado por la conexión Pegues-Freeman rompió el partido. Los interiores del conjunto cántabro empezaron a dominar ambas pinturas para deleite del numeroso público congregado en el Mies del Corro. Sin embargo, hubo momentos de dudas, especialmente tras la quinta falta personal señalada a James Pegues, pero Easo no aprovechó la ocasión y Carlos Sepúlveda y Richard Freeman se encargaron de romper el partido hasta el punto de recuperar el basket average.

Contestar