Categorizados | Baloncesto

Tags |

CB SANTURTZI SK 76 – CB SOLARES 69

Publicado el 16 de marzo de 2019

El equipo solariego desperdició una gran oportunidad en santurce para acercase a la permanencia.

 

CB SANTURTZI: Mazo 11, Gorka Diego 5, Andia 8, Albisu 5, Xabi Vega 16, Niang 4, Pereda 6, Aranzábal 6, Betolaza 15.

CB SOLARES: Alonso 2, Anillo, Sergio García 14, Javi Carral 5, Diego García 8, Carlos Sepúlveda 5, Freeman 11, Pegues 11, Cobo 4, Gio, César Saiz 4.

21ª jornada en el Grupo AA de Liga EBA.

 

22-19 | 17-12 | (39-31) | 18-16 | 19-22

 

Foto: Andrea Mercado.

 

El CB Solares desperdició una gran oportunidad para acercase a la permanencia tras caer ante el CB Santurtzi por un ajustado 76-69. El gran partido de Jon Betolaza, con 15 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias y 10 faltas recibidas, resultó clave para frenar la racha de dos victorias consecutivas de los hombres de Ángel Abascal.

Los locales tuvieron el partido bajo control desde el salto inicial, ante un Solares muy espeso en ataque. La conexión entre Betolaza y Xabier Vega resultó clave para que Santurtzi finalizase los diez primeros minutos de juego por delante en el marcador.

La sensación era positiva para los cántabros, puesto que sin realizar un gran baloncesto, mantenían vivas las opciones de victoria. El segundo cuarto transcurrió bajo la misma dinámica. Santurtzi, con las ideas muy claras de lo que necesitaba hacer, superaba a un Solares que no conseguía dar con la tecla.

En el tercer cuarto, cuando parecía que la situación no podía ir a peor para los cántabros, Santurtzi consiguió una renta cercana a la veintena de puntos que obligó al técnico Ángel Abascal a pedir un tiempo muerto para reorganizar a los suyos. El movimiento pareció surtir el efecto deseado, puesto que la ventaja se redujo hasta los diez puntos gracias al acierto de Sergio García desde la línea de tiro libre.

En el último y definitivo periodo Solares lo intentó por todos los medios y llegó incluso a situarse a cuatro puntos en el marcador a falta de menos de dos minutos para la conclusión, pero cada vez que los de Medio Cudeyo se acercaban, Santurtzi ofrecía la réplica.

Contestar