Categorizados | Baloncesto

CB SANTURTZI SK 65 – PAS PIÉLAGOS 84

Publicado el 24 de noviembre de 2018

El Pas Piélagos rompe el maleficio del Mikel Trueba y suma su cuarta victoria consecutiva.

 

Todo hacía indicar que podían volver viejos fantasmas que convertían cada temporada a esta cancha en lugar inexpugnable para el Pas Piélagos, pero el fin del primer cuarto, donde a los cántabros no les salía nada, marcó el momento de inflexión de un partido con un buen nivel en defensa y con buenos porcentajes de tiro en ataque, como principales premisas.

Con autoridad consiguió dominar el segundo cuarto e irse al descanso con el partido casi igualado, solamente dos puntos abajo para el equipo de José Ignacio Álvaro.

Si bueno fue el segundo cuarto, excelente tanto en defensa como en ataque, en el tercero el PAS Piélagos dominó en el rebote, consiguiendo con claridad, entrega y juego serio, diferencias cercanas a los veinte puntos.

Tras un último cuarto mucho más igualado, pero en el que de nuevo se impuso por dos puntos el equipo cántabro, con diecinueve de diferencia se cerraba el partido, consiguiendo el Pas Piélagos su primera victoria en el polideportivo Mikel Trueba, del que había salido derrotado en las once ocasiones precedentes en las que había disputado partidos oficiales de la Liga EBA, pero en esta ocasión, el juego coral, con un alto grado de intensidad y acierto, le permitió ganar en Santurce, una plaza dificilísima, rompiendo así la negativa tradición.

 

PAS PIÉLAGOS: Albert Real 24, Brais Gago 13, Arturo Robertson 5, Raúl Gómez 7, Alberto García 14, Dani Gómez 2, Pablo Fernández 0, Dani G. Laya 12 Javier Salas 0 y Pape Seck 7.

CB SANTURTZI SK: J. Urtxulutegi 13, J. Mazo 2, J. Aldecoa 7, U. Mendicote 11, I. NIemtsu 5, P. Albisu 6, X. Vega 6, : R. Torres 7, I. Pedrosa 8 M. Niang 0 y M. Pereda 0.

 

Séptima jornada en el Grupo AA de Liga Eba, con unas trescientas personas presenciando en directo el partido. No hubo incidencias destacadas, con los árbitros José I. Martínez y Alexandru Potcoava, dirigiendo el choque, con una correcta actuación.

 

24-14 | 14-22 | (38/36) | 9-28 | 18-20

 

En el primer cuarto, y aunque los dos primeros minutos fueron de dominio del Pas Piélagos, que entró muy bien al partido, se rehízo el Santurtzi con varios triples, mostrándose muy certero con el aro rival. Varias inocentes pérdidas de balón del equipo cántabro permitieron conseguir al equipo vasco las primeras diferencias significativas en el marcador, que al final del cuarto demostraba la superioridad local con un 24-14.

Pero en el segundo cuarto cambió la cara del partido. El equipo cántabro, sin tantas pérdidas de balón, iba imponiéndose paso a paso, gracias a su mayor poderío en el rebote y a un mayor orden y equilibrio en su juego, a un equipo vasco que seguía basando su partido en una intensa actividad defensiva y lanzamientos desde más allá de la línea de 6,75.

Con esta dinámica y muchas rotaciones, el Pas-Piélagos dominaba el partido, jugando con seguridad y firmeza. Al descanso se iban ambos equipos tras un parcial de 14-22, con solo dos puntos por debajo para el equipo de José Ignacio Álvaro.

 

Salió decidido el Pas-Piélagos a romper el partido en el tercer cuarto. Poco pudo oponerse el equipo local al Pas Piélagos en este cuarto, que jugaba a placer un excelente baloncesto en defensa. Dominando claramente el rebote, Piélagos jugaba fácil y seguro en ataque, con mucho acierto, y logrando romper el partido. Se cerraba este cuarto con un parcial de 9-28 y el Pas-Piélagos comenzaba el último cuarto con 17 puntos de ventaja y consciente de que estaba a su alcance la primera victoria en esta cancha, aunque aún estaba todo por decidir.

Al último cuarto entraron ambos equipos muy enchufados. Mejoraba ostensiblemente el juego de Santurtzi, empujado por los suyos y llevado por su orgullo, no cejando en su empeño de llevarse la victoria, manteniendo Pas-Piélagos la diferencia cercana a los veinte puntos a su favor. A mitad del periodo y ya hasta el final del mismo, muchas rotaciones en ambos equipos, y con buen juego, autoridad y confianza, el equipo cántabro se imponía en el cuarto 18-20 para cerrar el partido con el definitivo 65-84.

Tras este estupendo resultado, con un balance tras siete partidos de 5 victorias y solo 2 derrotas, le permite mirar y situarse en la zona alta de la clasificación.

Contestar