Categorizados | 3ª División, Fútbol

Carta abierta a Tomás Bustamante

Publicado el 19 de diciembre de 2017

Estimado presidente de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega:

El Malecón

Carta abierta a Tomás Bustamante

 

Estimado presidente de la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega:

El pasado 14 de diciembre un grupo de socios -concretamente 108 firmantes- solicitamos a la Junta Directiva que tú presides la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria en la que expusieras a la masa social el modelo de Sociedad Anónima Deportiva que propones para nuestro club, y donde fuéramos nosotros, los socios, los dueños de la Real Sociedad Gimnástica, los que marcáramos los pasos y las vías de aprobación de dicho proyecto, de acuerdo a los estatutos a los que todos debemos atenernos.

Como ya te dijimos en su momento de manera privada, esto no se trata de nada personal ni de buscar ningún tipo de enfrentamiento social, sino tan solo un intento de encontrar entre todos el orden necesario para tomar una decisión de tal calibre. Consideramos que si alguien te traslada los errores que cree que se están cometiendo, y además lo hace de una forma clara pero también respetuosa, puede estar ayudándote en el buen desempeño de las labores que tu cargo implica, que no son otros que defender lo mismo que los más de 800 socios que formamos esta familia.

Es por ello que nos permitimos reiterarte los aspectos en los que, a nuestro modo de ver, no se está actuando correctamente. Vemos lícita tu propuesta de reconversión de nuestro club en SAD, siempre que se haga desde la total transparencia. Esta transparencia debe comenzar por una explicación de lo que dicha conversión supone, más allá de la inyección de liquidez que podría proporcionarnos. Debe tratarse de una exposición pormenorizada de pros y contras, dirigida a los que tenemos que tomar parte en la elección final. Y además, aparte de lo que la legislación indica, antes de tomar la decisión sobre la conveniencia o no de este cambio, se deben poner sobre la mesa las condiciones bajo las que afrontarlo, tales como la cuantía del capital social necesario, nombres y apellidos de posibles inversores, el papel de los socios en la conversión, etc. Estas, y no otras, son las inquietudes que nos han llevado a solicitar esa Asamblea Extraordinaria. Porque nos parece, como poco, preocupante acudir a un referéndum sin saber qué se va a votar en él.

Dicho esto, hemos observado que durante los últimos días no hemos recibido ninguna respuesta directa a nuestra demanda. En cambio, te hemos escuchado hacer declaraciones en determinados medios de comunicación en los que crees conveniente dar un paso atrás en el planteamiento inicial. Hablas ahora de un proceso más calmado, algo que a nosotros, además de lógico, nos parece loable y maduro por tu parte. Sin embargo, consideramos que las formas y el fondo tienen que estar siempre a la misma altura. Las manifestaciones en medios de información deben ser complementarias y no sustitutas de las que se hagan previamente a la masa social. El socio gimnástico continúa intranquilo mientras lee y escucha cada día informaciones diferentes, más si cabe cuando, hasta la fecha, los dirigentes del club al que pertenece no han dejado clara su postura de manera oficial. El socio se encuentra en un limbo en el que no sabe si definitivamente está llamado a votar el próximo 7 de enero, ni lo que tiene que votar. Tampoco sabe si va a convocarse esa asamblea previa donde puedan verse resueltas todas estas dudas.

Por todo esto esperamos que la demanda de al menos 108 socios no quede en saco roto. En primer lugar, porque es algo a lo que estatutariamente el presidente de la Real Sociedad Gimnástica está obligado tras la recepción de sus firmas. Pero, por encima de ello, porque sería un acto de responsabilidad por su parte.

Fdo.: Mariano Tejera (Socio nº 174). Francisco Javier Valero (Socio nº 334). Marco Antonio Lorenzo (Socio nº 152).

Contestar