Categorizados | Balonmano, Destacados

Tags |

BIDASOA IRÚN 26 – LIBERBANK CANTABRIA SINFÍN 25

Publicado el 17 de agosto de 2019

El equipo santanderino puso en apuros al vigente subcampeón de Liga.

 

Lo tuvo en las manos el Liberbank Cantabria Sinfín para vencer al Bidasoa Irún en el tercer compromiso de la pretemporada, en el que cayó por la mínima (26-25). Los santanderinos tuvieron sometido al subcampeón liguero durante gran parte del encuentro, ante el que pelearon sin cesar hasta el pitido final. Desafortunadamente, un par de goles consecutivos en contra en los instantes finales les dejaron sin tiempo para reaccionar y certificaron la derrota.

Diego se colgó el cartel de goleador en la espalda y desde el pivote dobló funciones en defensa y en ataque. Si bien el Bidasoa fue quien abrió el marcador, varios encontronazos con el poste dieron oportunidad al Sinfín de tomar una primera renta de dos goles en los primeros minutos (3-5, min.7).

Los de Reñones quisieron sorprender con velocidad y lo consiguieron hasta bordear el minuto 10. A partir de entonces, el conjunto amarillo no perdonó varios errores ofensivos consecutivos de los santanderinos e igualaron la contienda de igual manera, con acciones rápidas que, a pesar de las intervenciones de Mijuskovic, lograron tocar red en los momentos oportunos.

Si no fue a más fue porque el montenegrino tapó cada hueco que los lanzadores irundarras creyeron encontrar al encarar la portería. Mijuskovic detuvo hasta una pena máxima y los suyos aprovecharon cada ocasión para recuperar el dominio perdido con acciones de Postigo, Dimitievski, Silva y de nuevo Diego que superaron a los dos guardametas locales.

La igualdad fue máxima durante la primera mitad. Tanto es así que ninguno de los dos equipos fue capaz de romper el partido antes del descanso. Cántabros y vascos se fueron turnando el control de luminoso y se batieron entre el gol arriba y el gol abajo. Valles y Lon fueron los encargados de responder a cada tanto con el que el Bidasoa Irún pretendió tomar ventaja. Pareció que así iba a ser antes de retirarse a vestuarios, pero un lanzamiento de Leo Alonso fulminó a Ranger y subió el 13-13 al marcador antes de sonar la bocina.

Con la reanudación, los del Sinfín regresaron al campo con ganas de plantear más problemas al subcampeón liguero, a quien hicieron daño a base de una férrea defensa impenetrable para los guipuzcoanos. Leo se apuntó los dos primeros tantos nada más comenzar el segundo periodo y poco a poco, la balanza se volvió a inclinar hacia el lado visitante por una diferencia que osciló entre uno y dos goles.

Cuando los hombres de Cuétara se acercaban, ahí estaba Mijuskovic para echarles el freno. De igual forma que en la primera mitad, el montenegrino salió para evitar que los locales recortaran una distancia que subió a los tres goles (19-22, min. 49).

A pesar de ello, la defensa santanderina empezó a acusar ligeramente el cansancio y, junto a las exclusiones de Silva y Diego, perdió algo de fuelle ante los cañonazos lanzados por los atacantes irundarras, lo que hizo que el marcador tornase a su favor en la recta final del encuentro. Lo volvió a intentar hasta el final el Liberbank Cantabria Sinfín pero, ya sin tiempo, terminó cayendo por la mínima a falta de apenas diez segundos (26-25).

Contestar