Categorizados | 2ª División B, Destacados, Fútbol

Tags |

BARAKALDO 0 – RACING 1

Publicado el 7 de octubre de 2018

El Racing gana en casa del colíder con un gol de Dani Segovia y se sitúa en solitario en lo alto de la clasificación.

 

BARAKALDO: Viorel, Prats, Galán, Picón, Erik Ruiz, Carles Marc (Cuerva, 65), Barbosa (Oliver Sarkic, 77), Toni, Benito, Fran García (Dopico, 60) y David de Paula.

RACING: Iván Crespo, Aitor Buñuel, Rulo (Julen, 6), Óscar Gil, Jordi Figueras, Sergio Ruiz, Nico Hidalgo, Rafa de Vicente, Dani Segovia (Jerín, 78), Enzo y Cayarga (Jon Ander, 65).

 

Partido correspondiente a la séptima jornada del campeonato de Liga en el Grupo II de 2ª División B, disputado en el campo de Lasesarre. El Racing salió con brazalete negro en señal de duelo por el fallecimiento, en la jornada de ayer, de su exfutbolista Gerardo Trueba.

Dirigió el encuentro el colegiado catalán Albert Ávalos Martos. Mostró tarjetas amarillas a José Picón y Toni, por parte local, y a Dani Segovia, Rafa de Vicente y Jordi Figueras, por parte visitante.

 

GOLES:

0-1, min.35: Dani Segovia, de penalti.

 

El Racing hizo un partido soberbio en Lasesarre y terminó con la inmaculada trayectoria del Barakaldo CF en su feudo, donde sumaba 23 encuentros consecutivos sin perder. Los verdiblancos, aupados por casi 2.000 aficionados cántabros, asaltaron el feudo vizcaíno y se han colocado líderes en solitario del grupo. Dani Segovia, desde el punto de penalti, marcó el tanto que dio el triunfo y los tres puntos al equipo racinguista. A pesar de que el césped no presentaba su mejor estado, el cuadro de Iván Ania combinó, circuló el balón de un costado a otro y dio profundidad al juego, desatando los vítores de la zona norte del estadio, teñido de bufandas y banderas verdiblancas: “para mí este apoyo de la gente es emocionante. La comunión que existe entre el equipo y la afición va a ser fundamental para conseguir el objetivo”.

La tarde en Barakaldo comenzó con la lesión de Rulo Prieto, que en el minuto cinco sufrió un pinchazo en los isquiotibiales de la pierna derecha que le obligó a abandonar el terreno de juego. Julen Castañeda entró en su lugar y tuvo una gran actuación, al igual que todos los componentes del Racing. Rafa de Vicente y Sergio Ruiz manejaron a la perfección el engranaje del juego verdiblanco y tras un lanzamiento de Barbosa para los locales, comenzaron a mover la pelota con soltura. Así, en el 23′, Nico Hidalgo recogió una asistencia suya en la derecha y sacó un centro que Dani Segovia remató fuera con dificultad. Fue la primera aproximación.

El cuadro verdiblanco generaba peligro por ambas alas y en el minuto 26 Cayarga remató una asistencia de Aitor Buñuel desde la derecha -la acción fue invalidada por fuera de juego-, en tanto que un minuto más tarde la ocasión cántabra llegó por la izquierda tras una certera combinación entre Dani Segovia y Enzo Lombardo. Cayarga recogió la pelota en la frontal, dribló a un contrario y cayó en el interior del área pero el árbitro no señaló infracción alguna. Pasada la media hora, sin embargo, el colegiado Ávalos Martos no dudó en decretar la pena máxima cuando Nico Hidalgo, tras una jugada de estrategia, fue derribado por José Picón. Cayarga sacó un libre directo en tres cuartos de campo del Barakaldo, la pizarra funcionó a la perfección y cuando Hidalgo se disponía a chutar en posición franca fue objeto de penalti. Dani Segovia, con tranquilidad, colocó el balón en el punto fatídico, engañó a Viorel con un tiro raso, puso el 0-1 en el luminoso -el ariete lleva cuatro dianas- e hizo estallar de alegría a los casi 2.000 seguidores verdiblancos que habían viajado a Lasesarre desafiando a la lluvia.

Pero el Racing no se conformaba y seguía atacando. Tanto es así que antes del descanso estuvo a punto de llegar el segundo gol verdiblanco con una pelota en largo de Rafa de Vicente que, tras un error de la zaga gualdinegra, llegó a las botas de Cayarga, que se plantó solo ante Viorel pero vio como el guardameta lograba despejar su lanzamiento cruzado. No había tiempo para más y ambos equipos, pasados por agua, se fueron a los vestuarios. Los cántabros tenían 45 minutos por delante para remar con el resultado a favor pero eran conscientes de que el Barakaldo iba a vender cara su derrota, año y medio después, ante su parroquia.

En el segundo periodo, tanto porque el terreno de juego iba estando cada vez más mojado, pesado e irregular, como por el esfuerzo realizado, hubo menos ocasiones y llegadas al área que en el acto inicial. La primera fue un remate del Racing invalidado por fuera de juego y la segunda, en el 53′, una combinación por la izquierda entre Julen Castañeda y Cayarga que terminó con el asturiano por los suelos y la zona norte del estadio, donde estaban los hinchas verdiblancos, reclamando penalti. Poco después Enzo Lombardo, que ocupó la media punta primero y terminó en la banda izquierda, probó a Viorel desde fuera bien asistido por Nico Hidalgo pero el guardameta solventó la acción.

A medida que avanzaban los minutos, los gualdinegros empujaban con más ahínco pero los pupilos de Iván Ania se defendían con solvencia. El técnico racinguista, además, dio entrada a Jerin en el centro del campo para ganar músculo en la medular y sacó a Jon Ander para ganar más frescura en ataque. Y es que el esfuerzo de los verdiblancos, tanto por la entidad del rival como por las adversas condiciones meteorológicas, era titánico. La solvencia defensiva del Racing era total y solo cedieron dos oportunidades al Barakaldo que fueron abortadas, con acierto, por Iván Crespo: el portero de Viveda detuvo un lanzamiento cruzado desde el interior del área en el minuto 62, un cabezazo cercano pasado el 85′ y se mostró seguro en los balones aéreos.

Los casi 2.000 aficionados del Racing presentes en Lasesarre festejaron la victoria con los futbolistas, que se acercaron a saludar a la zona norte y agradecerles su apoyo. La hinchada, con sus bufandas al viento, entonó durante el encuentro La Fuente de Cacho, hizo resonar en el feudo vizcaíno los gritos de ¡Racing! ¡Racing! y despidió a la plantilla con cánticos referentes a la consecución, el próximo mes de mayo, del ascenso a Segunda. De momento, tanto el juego del equipo como su carácter dominador y excelente bagaje numérico invitan al optimismo.

Crónica: Real Racing Club.

Fotos: Yeray Arenas/Barakaldo CF.

Contestar