AT.ALBERICIA 0 – RIBAMONTÁN 1

Publicado el 23 de marzo de 2019

El Riba se lleva la victoria con un gol de Chus en el 88′ y jugando 25 minutos con diez.

 

AT.ALBERICIA: Marcos, Charly (Charly, 74), Pove, Jony, Cantero, Pablo García (Nacho, 55), Ángel, Adrián, Ibrahim (Pepelu, 62), Diego y Manu Álvarez.

RIBAMONTÁN: Álvaro, Gándara, Hugo, Salamanca, Casta, Colina, Christian (Mateo, 64), Pablo, Chus, Rodrigo (Acebo, 81) y Zúñiga.

 

Partido correspondiente a la trigésima jornada del campeonato de Liga 2018/19 en el Grupo III de 3ª División, disputado en el campo Juan Hormaechea.

Dirigió el encuentro el árbitro Vlad Antonin Bosoi. Mostró tarjetas amarillas a Charly, Ángel y Jony, por parte local, y a Salamanca y roja directa a Salamanca (68′), por parte visitante.

 

GOLES:

0-1, min.88: Chus

 

El Ribamontán dio otro paso hacia la permanencia derrotando al Atlético Albericia en el Juan Hormaechea, con un gol de Chus en el tramo final, en un partido que parecía destinado al empate sin goles.

El partido estuvo muy igualado, buscando los dos equipos el juego directo. En la primera mitad dispuso el Alberi de dos buenas oportunidades a cargo de Manu tras cogerle la espalda a Gándara, cruzando en exceso su primer remate y deteniendo Álvaro con el pie el segundo.

El Riba creó peligro con un centro-chut de Colina que se fue envenenando hasta pegar en el larguero.

En la segunda mitad, y sobre todo a raíz de la expulsión del visitante Salamanca en el 68′, apretó más el Alberi, pero sin grandes ocasiones.

Mediado el periodo, Ángel se hizo con un balón muerto tras un centro lateral de Pepelu, pero la echó fuera con todo a su favor.

Cuando todo parecía indicar que se llegaría al final con empate sin goles, en el 88′ Marcos despejaba un balón aéreo y el balón le quedaba a Chus que anotaba el gol de la victoria, protestando el equipo santanderino al estimar que el atacante se había ayudado con la mano, sin estimarlo el colegiado.

En los instantes finales el Alberi reclamaría un penalti de Gándara sobre Nacho, sin atender tampoco sus protestas Vlad Antonin Bosoi.

Contestar