VÓLEY TEXTIL SANTANDERINA 2 – CV TERUEL 3

Publicado el 11 de marzo de 2017

Un tie break pleno de emoción resuelve un memorable partido ante uno de los grandes.

IMGP4583

Fotos: @muroderichi.

Oscar Arcones | El pabellón Matilde de la Torre de Cabezón y los más de ochocientos aficionados que asistieron al encuentro entre Vóley Textil Santanderina y CV Teruel tardarán en olvidar lo vivido en las gradas, con un esfuerzo titánico del equipo cántabro frente a uno de los grandes de la competición que sufrió hasta la extenuación para hacerse con el triunfo final en un tie break pleno de emoción.

Un duelo ante Teruel siempre despierta expectación y la sabia afición local lo demostró con una gran entrada pese a que el Vóley Textil Santanderina ya consiguió asegurar la continuidad en Superliga, su objetivo de la temporada, aunque también el partido sirvió para observar que ese premio de la permanencia se le queda pequeño a un equipo lleno de ambición para mostrarse competitivo y con el orgullo suficiente para obligar a que un histórico tenga que darlo todo para salir victorioso de su visita a tierras cántabras.

25-22 | 19-25 | 13-25 | 25-22 | 16-18

 

Que no lo iban a tener fácil los turolenses se demostró en un primer parcial en el que el Vóley Textil Santanderina no dejó escapar la iniciativa en el marcador, sin complejos ante un rival que tardó en adaptarse a una pista que gana prestigio para convertirse en una de las más difíciles de la Superliga. El equipo cabezonense logró una gran racha con Rubén Lorente al saque, obligando a que se llegara al tiempo técnico con claro marcador favorable para los de José Ignacio Marcos, con un 12-7 que creció al 14-8 que obligó a Miguel Rivera a pedir su primer tiempo técnico. Surtieron efecto las indicaciones con dos puntos consecutivos, pero el Vóley Textil continuó instalado en una renta que veía acortarse hasta los dos puntos, pero en los momentos clave apareció la efectividad brasileña con Amorim, Valter y Hoster puntuando con regularidad para demostrar su liderazgo. En el momento clave, cuando se definía el set, la aparente superioridad visitante no se apreció, así que el primer set cayó del lado local por 25-22, dando así el primer paso en busca de la gloria.

IMGP4470

Pero ni el más optimista podía creer que había nada hecho, así que el CV Teruel ajustó el bloqueo y el servicio, comenzando a poner en aprietos al equipo textil, que se quedó noqueado con la lesión en el pie derecho de uno de sus baluartes, Frank Amorim, que tuvo que retirarse y dar protagonismo a Ángel Rodríguez, el opuesto cabezonense que mostró una línea ascendente en el choque, consiguiendo protagonismo con puntos importantes. Ante esa lesión que enmudeció al Matilde de la Torre, el CV Teruel puso la directa y con Sergi Reñé puntuando como colocador con bonitas fintas y también distribuyendo a gran nivel para encontrarse con Carlos Jiménez, logró una renta oscilante entre los tres puntos cuando el Vóley Textil Santanderina tiraba de confianza y de cinco cuando la firmeza en el bloqueo aragonés oscurecía al ataque local.

IMGP4447El segundo parcial se resolvió con 19-25 y pareció incrementar la confianza del CV Teruel, que apretó aún más y redujo a su máxima expresión las opciones locales, dominando de principio a fin pese a los intentos de Fabio Hoster y Ángel Rodríguez de liderar el ataque textil. La fiabilidad en el saque de Reñé, con varios puntos directos en los que la fortuna y su servicio potente causó verdaderos quebraderos de cabeza a la recepción del Vóley Textil Santanderina resultaron claves para que el abultado marcador de 13-25 definiera el set y obligara al equipo local a poner toda la carne en el asador en el siguiente si quería sacar algo positivo del encuentro.

El inicio de set hizo presagiar un desenlace de partido sin demasiada historia, porque el bloqueo turolense se convertía en una muralla para el ataque de los de José Ignacio Marcos, que miró al banquillo para dar entrada a Juan Escalona y Chimo Bárcena, revulsivos unidos a un felizmente indefendible Fabio Hoster, que asumía el papel de líder para que la afición textil empezara a creer. Ese “sonido ambiente” al que alude con reiteración la voz del Matilde de la Torre, Pinky, se convirtió en un jugador más, entonando como pocas veces ese “Sí se puede” que dio la confianza necesaria al equipo para que la renta de hasta cuatro puntos en la medianía se esfumara en un quince iguales que evolucionó hasta un 21-17 que hacía frotarse los ojos a esa afición que sueña con seguir atropellando a la razón.

CV Teruel tiró de calidad para resurgir de sus cenizas, pero el Vóley Textil Santanderina supo combinar a la perfección el punto de locura que ofrece una remontada así con la cordura suficiente para atar el cuarto set a base de lucha sin descanso, cerrando el set Rubén Lorente y Fran Calzón, en ese conexión andaluza que tan sorprendentemente bien marida con el sabor montañés para deleite de los exquisitos paladares de los aficionados cabezonenses. 25-21 en el marcador y una fiesta en las gradas, creándose el ambiente más mágico en el Matilde de la Torre para afrontar un quinto set no apto para cardíacos.

Dos puntos arriba se puso Teruel, pero Juan Escalona tiró de potencia y fe para dar la vuelta al marcador, apoyándose en un Fabio Hoster que vencía al cansancio para seguir recibiendo y puntuando. Junto a ellos, Chimo, Fran, Ángel y Valter, dirigidos por Rubén, un septeto por el que pocos habrían apostado como decisivo a eso de las seis de la tarde, pero más de dos horas después, cualquiera discutía ese merecido protagonismo. 10-7, 13-9 y la imaginación volaba creyendo que el triunfo estaba ahí, pero enfrente estaba Teruel, que fue capaz de suprimir tres bolas de partido para el Vóley Textil igualando a quince y poniendo un inquietante 15-16. El partido estaba roto, así que los más de dos metros de altura de Valter da Cruz se arrastraban por la pista verde del Matilde de la Torre para defender una bola imposible y acabar saltando y poniendo la igualada a dieciséis, punto que se convirtió en el último de los locales, que vieron cómo el partido se les escapaba por 16-18.

IMGP4535

El desenlace marcó un nuevo triunfo del ganador previsible en las apuestas, el CV Teruel, pero la historia de lo vivido en Cabezón de la Sal hace que un 2-3 se quede tan corto para narrarlo como esta sucesión de párrafos que componen esta crónica. Sobran las palabras, sólo piensa en una fecha que nos ha unido, porque el 11 de marzo de 2017 estuvimos ahí, viendo la tarde de color de rosa que nos dio nuestro Vóley Textil Santanderina.

VÓLEY TEXTIL SANTANDERINA: Rubén Lorente, Víctor Brull, Fran Calzón, Frank Amorim, Fabio Hoster, Valter da Cruz Neto y Roberto Rojo “Ruper” (líbero) – siete inicial- Guillermo Loeches, Ángel Rodríguez, Juan Escalona, Ramón Pujol y Chimo Bárcena.

CV TERUEL: Thomas Ereu, Pablo Bugallo, Jaroslaw Lech, Carlos Jiménez, Marc Altayó, Sergi Reñé y Vinicius Noronha (líbero) – siete inicial – Víctor Rodríguez, Gerard Osorio, Máximo Torcello.

Sets: 25-22, 19-25, 13-25, 25-22 y 16-18, en 139 minutos.

Árbitros: Carlos Alberto Robles García, colegio castellano-leonés y Diego Rodríguez del Pozo, colegio asturiano.

Pabellón: Matilde de la Torre de Cabezón de la Sal, con más de 800 espectadores.

Be Sociable, Share!

Contestar

*




 
  • Encuesta


    • ¿Qué 4 equipos son tus favoritos para la Fase de Ascenso en 3ª División?

      Ver resultados

      Loading ... Loading ...