Categorizados | Baloncesto

Doblete cántabro y madrileño en el II Santander Masters Basketball Tournament

Publicado el 5 de junio de 2017

Sanedrin (veteranos del Real Madrid) y Oldblacks vencieron en +50, mientras que las Santander Masters y Amide Camargo hicieron lo propio en +40.

Campeón y subcampeón en +40 masculino.

Campeón y subcampeón en +40 masculino.

El II Santander Masters Basketball Tournament terminó con doblete cántabro-madrileño. Los anfitriones de Santander Masters y las chicas de Amide Camargo se impusieron en las dos categorías +40 mientras, que el Sanedrín y las Oldblacks hicieron lo propio en +50.

Las escuadras más competitivas del evento de citaron en el Palacio de los Deportes para dirimir quién se hacía con el trofeo tras un campeonato muy equilibrado.

 Campeón y subcampeón en +40 femenino.

Campeón y subcampeón en +40 femenino.

La primera final en disputarse fue la masculina +50. Los veteranos del Real Madrid, que competían como Sanedrín, medían fuerzas con el equipo de Piélagos. Los Quique Ruiz Paz, Salva Díez y compañía partían como grandes favoritos para hacerse con el trofeo y no tardaron en hacerse con el dominio del choque. Tras un primer cuarto de claro dominio madrileño, los “verdes” reaccionaron en el segundo periodo. Aún con todo, el descanso mandaban los capitalinos por 8, 27-19. En la reanudación, cualquier atisbo de sorpresa fue disipado por la eficacia de un Indio Díaz que demostró su clase. Con el juego interior dominando con comodidad la pintura, la victoria de los exmadridistas fue clara (57-32). Por otra parte, Oldblacks Madrid certificaba el doblete madrileño al imponerse en la misma categoría femenina. Mónica Messa y las suyas sufrieron más de lo esperado para llevarse el partido ante las inglesas Pick and Mix (25-23).

Campeón y subcampeón en +50 masculino.

Campeón y subcampeón en +50 masculino.

A continuación, llegaban las dos finales +40, con un equipo cántabro en cada pista. Amide Camargo defendía título femenino ante Champions Madrid, mientras que en categoría masculina, Santander Masters se enfrentaba los vizcaínos Urbi. Las pupilas de Ángel Abascal debían derrotar a la escuadra de la ex internacional Carlota Castrejana para renovar título y comenzaron mandando desde el inicio. Ana Pombo manejaba las riendas con maestría, mientras que Silvia Merodio hacía cuanto quería en la zona.

En la otra pista, tras un arranque más entonado de los vascos, el equipo cántabro reaccionó bien para llegar al final del primer cuarto con empate a 6. En el segundo cuarto, Álex Urtiaga asumió el mando de las operaciones ofensivas santanderinas y su equipo lo agradeció. El alero anotó siete puntos consecutivos para lograr cinco de ventaja, 13-8. Lejos de conformarse con eso, el 10 producía en cada balón que recibía. Así, al descanso se llegó con 18-10 favorable a los cántabros Por su parte, las chicas de Amide Camargo mandaban en el electrónico, pero ya no lo hacían con tanta suficiencia. De 14-2 se pasó a 17-16 después de los dos primeros cuartos.

Pedro Benito trata de anotar durante las semifinal masculina + 40.

Pedro Benito trata de anotar durante las semifinal masculina +40.

El tercer cuarto resolvió la final masculina y le añadió picante a la femenina. Con el viento de cola, Jorge Rosino administró los recursos de su equipo con eficiencia para ir engrosando una ventaja que no paraba de crecer. Cuando Urbi quiso reaccionar ya estaba trece por detrás en el electrónico. Dos acciones eléctricas del base de Torrelavega dejaban las cosas 29-17 a falta de un solo cuarto.

El partido de las chicas discurría igualadísimo. Las madrileñas trataban de imponer su envergadura ante las jugadoras cántabras, un poco más entonadas desde el perímetro. Así las cosas, el choque entró en su recta final con un solo punto a favor de Amide Camargo. De hecho, con tan solo cinco minutos de final por disputarse, la situación era de 30-29. Un marcador que llegó a comprimirse hasta el empate a 33 a falta de 180 segundos.

Ana Pombo lanza a canasta durante la final femenina +40.

Ana Pombo lanza a canasta durante la final femenina +40.

Cuando más apretadas estaban las cosas, y tras varios errores de ambos equipos, llegó la jugada del partido. Una penetración por línea de fondo de Begoña García que acabó en canasta a aro pasado. 35-33 y tiempo muerto de Champions Madrid. Quedaban 25 segundos y las madrileñas necesitaban anotar para forzar el desempate. El tiro de Castrejana rebotó en el aro y el rebote lo cazó Amide. En la falta posterior, Ana Pombo anotó los dos tiros libres y el título se quedó en casa (37-33).

Con mucha menos tensión, y bailando al ritmo que tocaba Jorge Rosino, los chicos caminaban con seguridad hacia su primer entorchado en Santander. El año pasado cedieron en la final. En esta ocasión, apenas dieron opciones a un Urbi que no pudo sujetar ni a Urtiaga ni a Rosino. De este modo, Santander Masters certificó el doblete cántabro al imponerse por 42-31.

Be Sociable, Share!

Contestar

*

Entrar


 


 
  • Encuesta


    • Sorry, there are no polls available at the moment.